Como si fuera el patio de su casa, Paulo Londra rapeó e improvisó ante 9000 personas

Paulo Londra colmó el estadio Orfeo de Córdoba
Paulo Londra colmó el estadio Orfeo de Córdoba Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
Gabriela Origlia
(0)
7 de septiembre de 2019  • 23:15

CORDOBA. "Sigan hablando de mí..." silabea Paulo Londra ante la multitud que colmó el estadio Orfeo de Córdoba (agotó las dos funciones de 9000 tickets). Se plantó ante los niños y adolescentes -los de más de 25 años eran casi todos papás- y fiel a su estilo relajado, repasó todos sus temas que se convierten hits ni bien pisan una plataforma.

El basquetbolista cordobés y exNBA, Fabricio Oberto, fue el invitado de la noche. Ambos unieron las pasiones que comparten, música y básquet. Tiraron al aro y Jenifer se convirtió "en la chica más feliz de la vida", según dijo cuando la eligieron para que subiera. "Haces magia; te amo", se le declaró.

A los 21 años a Londra no le gusta hablar de él, mantiene sus amigos de siempre, se acerca a sus fans donde lo encuentran pero huye de las cámaras y de los periodistas.

En mayo lanzó su primer disco HomeRun, el que le da nombre a esta gira en la que agota tickets a la misma velocidad en que suma más de 100 millones de seguidores en todo el planeta; sólo en Spotify lo escuchan unos 4,5 millones por mes.

Juego de luces, humo, jean y buzo negro grandes (abajo una remera azul extra large) y su flequillo rubio que acompaña sus saltos. Casi dos horas de sus seguidores con los celulares en alto grabando cada movimiento, a punto tal que pidió que los bajaran "un momento" para que vieran los de más atrás. Poco caso le hicieron

Londra juega con el público. "Me dejaron sin palabras loco", dijo a los 10 minutos del show. "Gracias a todos por venir, nada como tocar en casa".

Paulo Londra colmó el estadio Orfeo de Córdoba
Paulo Londra colmó el estadio Orfeo de Córdoba Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima

Con cantito cordobés muy marcado, se divierte preguntando y recordando momentos de su carrera. Tiene una previa para casi cada canción y todos lo siguen. Diversión pura.

Hace ocho años, comenzó a participar en las riñas de gallo (son los "enfrentamientos" entre improvisadores) en la Plaza de la Intendencia de Córdoba; la película "8 Mile" que cuenta la vida de Eminem lo empujó al universo del rap y el trap.

Sigue ahí, pero coquettea con otros ritmos. "¿Qué me queda 'onde? ¿Hacer tango?" se pregunta en Tal vez.

En las riñas, según dice, le iba mal porque le escapa a la agresividad; por eso se puso a grabar música y a hacer videos. En el colegio estatal al que concurría aguantó "cargadas" y bromas y también debió convencer a sus papás que preferían que estudiara.

A las 6 del sábado llegaron los primeros para hacer fila en el Orfeo; querían la mejor ubicación. A partir de los 13 años se permitió el ingreso sin mayores. Para los más chiquitos (muchísimos) era su primer mega recital.

A media mañana se sumaron los vendedores de banderas, fotos y gorras. Seguían al final del recital.

Relax; No puedo; Adán y Eva; Chica Paranormal; Dímelo, Forever Alone; Dímelo y Mamita Abusadora (con el guitarrista cordobés Facu) fueron algunos de los más aclamados aunque es difícil elegir porque nunca pararon los saltos, los coros y los movimientos de brazos.

El show es Londra y su comunicación con la gente. La puesta, tres pantallas y una plataforma rodeada de cuatro columnas con juegos de luces. Allí él se mueve y conversa con su amigo y DJ, Alan.

Paulo Londra colmó el estadio Orfeo de Córdoba
Paulo Londra colmó el estadio Orfeo de Córdoba Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima

A los 50 minutos del inicio, sale de escena y Alan inicia una dialéctica danzante de flashes y sonido con el público. Es la señal para que vuelva la estrella, con bermudas y buzo naranja. Look más rappero para unos minutos de improvisación.

Con Romeo y Julieta empezó la segunda parte del show, donde siguió divirtiéndose y contándole a su gente que "grandes artistas" como Ed Sheenan (con quien grabó Nothing on you) son "re buenas personas".

Los raperos y traperos que fueron sus teloneros volvieron a compartir con Londra la escena. "Estoy en mi salsa", contó. Fue una riña ante 9000 personas. Para cerrar un cuarteto bien cordobés "a lo Londra".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.