Paloma Fort, la hija de Aschira, fue quien pidió investigar la muerte del millonario