A los 53, Xuxa lució sus curvas en Río

Con curvas perfectas, Xuxa recibió una ovación de parte de las setenta y cinco mil personas presentes en el Sambódromo de Río. Desde lo más alto de la carroza, deslumbró con un traje metálico.
Con curvas perfectas, Xuxa recibió una ovación de parte de las setenta y cinco mil personas presentes en el Sambódromo de Río. Desde lo más alto de la carroza, deslumbró con un traje metálico. Crédito: Marcelo Theobald/Agência O Globo
Con un traje futurista, se sumó a la comparsa Acadêmicos do Grande Rio para homenajear a la cantante brasileña Ivete Sangalo
(0)
14 de marzo de 2017  • 15:26

Fue una sorpresa para todos. Incluso para los editores del canal O Globo, que apenas llegaron a “poncharla” ocho segundos durante la transmisión en vivo. Pero fue suficiente para que las imágenes diesen la vuelta al mundo y la noticia de su reaparición estelar hiciese eco en los países donde aún es venerada como “la Reina de los Bajitos”. Con 53 años y algunos pasos de baile, Maria da Graça Meneghel, conocida mundialmente como Xuxa , volvió a brillar. El domingo 26 de febrero se subió a una de las carrozas de la escola de samba Acadêmicos do Grande Rio y desfiló ante miles de personas en el Sambódromo Marques de Sapucaí (la “meca” para los amantes del carnaval que Brasil exporta al mundo). Una vez más, se robó todas las miradas y los aplausos.

Todos repararon en su escultural figura –similar a la de veinte años atrás, cuando se lucía en los programas infantiles–, apenas cubierta por un traje futurista hecho a medida para la ocasión por Michelly X, una de las más prestigiosas diseñadoras de fantasías para el carnaval.

Como este año los Académicos do Grande Río dedicaron su pasada a la cantante y compositora brasileña Ivete Sangalo (reina de la música y la cultura bahiana), Xuxa se sumó al homenaje personificando a Eva, el personaje de la clásica canción de Sangalo, aunque en versión futurista. Y sambó como una diosa, deslumbró a la multitud y recibió una ovación.

La Reina de los Bajitos llegó acompañada por su novio desde hace cuatro años, el actor brasileño Junno Andrade, y habló con los medios antes de salir a escena: “Es un día de pura alegría. Sé sambar, pero estoy segura de que al momento de empezar, voy a llorar, emocionarme y olvidarme los pasos”, admitió.

Fanática de los carnavales de su país, Xuxa disfrutó de los estridentes colores y del cariño de sus fans, que estaban felices de volver a verla, bailando con mucha alegría y sensualidad. “Me encantó recibir todo el cariño del público. Gracias a todos los que me dieron tanto afecto. Gracias a Michelli, que me hizo un hermoso traje de ‘Eva’ del futuro. Gracias de corazón”, escribió horas más tarde.

Dos días después de su comentada presentación, Xuxa voló a Estados Unidos para encontrarse con su hija Sasha (18 años, fruto de su relación con el actor Luciano Szafir), quien vive en Nueva York, donde estudia diseño de indumentaria y hace algunas participaciones como modelo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.