Desde Olavarría, llegó el tren de los fanáticos del Indio Solari