Un imprevisto interrumpió el show de Al Pacino en el Teatro Colón