El estilo de Máxima modernizó a la realeza