El Polaco y Barby Silenzi, reconciliados, fueron a ver el show navideño de La Princesita