El último adiós a Amy Winehouse

(0)
26 de julio de 2011  

Sus familiares querían una ceremonia privada. Pero fue imposible. Amy Winehouse marcó una huella en el corazón de muchas personas. Su música fue demasiado inspiradora como para que sus fans no removieran cielo y tierra hasta llegar al lugar donde se llevaría a cabo el sepelio. Fue en el cementerio de  Edgwarebury, al norte de Londres, al mediodía. Su cuerpo luego ardió en las llamas del crematorio Golders Green y aunque ahora solo quedan cenizas, su memoria y su presencia están viva en los miles de corazones que se sintieron tocados por su arte.

Según la prensa inglesa, más de un centenar de asistentes han querido acompañar a los padres de la cantante, Mitch y Janice, así como a su hermano mayor, Alex. Entre ellos, la cantante Kelly Osbourne, que llevó una rosa blanca, y el productor Mark Ronson, tampoco han faltado su manager ni los miembros de su banda.

Mark Ronson, que fue portavoz de la cantante y ahora lo está siendo de la familia, asegura que ha sido el padre de Amy, Mitch, quien tuvo mayor protagonismo en el servicio. Recordó los momentos más felices de su hija y se despidió con un emotivo adiós: "Buenas noches mi ángel, que duermas bien. Papi y mami te querrán mucho siempre".



Aún se desconocen las causas exactas de su muerte, ya que los resultados de la autopsia realizada el lunes 25 de julio no arrojaron un resultado concluyente. Según han indicado fuentes de Scotland Yard, habrá que esperar a los resultados de los análisis toxicológicos que podrían tardar entre dos y cuatro semanas. Los problemas de la intérprete con las drogas y el alcohol son las hipótesis que se barajan, pese a que un portavoz de la policía indicó a los medios que no se habían encontrado sustancias en la habitación de la fallecida.





Entre la desolación de los padres de Amy y la de los cientos de fans que tenía en todo el mundo, surgen las primeras especulaciones referentes a un posible testamento. Se dice en los medios que su fortuna oscilaría en torno a los 6 o 10 millones de libras (entre los 7 y los 11 millones de euros) y que no le habría legado nada a su ex marido Blake Fielder-Civil, a quien habría eliminado del documento tras su ingreso en prisión. Unos datos que de momento son meras hipótesis.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.