El verdadero "Mundo Jurásico" de Sam Neill: una granja de ovejas, gallinas y cerdos en Nueva Zelanda

El verdadero "Mundo Jurásico" de Sam Neill: una granja de ovejas, gallinas y cerdos en Nueva Zelanda
El verdadero "Mundo Jurásico" de Sam Neill: una granja de ovejas, gallinas y cerdos en Nueva Zelanda Fuente: Reuters
Diario El País
(0)
12 de enero de 2021  • 10:08

Sam Neill ha podido volver a casa por Navidad después de diez meses en el extranjero a causa de la pandemia de Covid y el rodaje de la última entrega de Jurassic World. Su hogar es una granja con ovejas, cabras, cerdos y gallinas en Otago Central, en la isla Sur de Nueva Zelanda, que está rodeada por los cuatro viñedos donde hace más de 30 años que el actor produce su propio Pinot Noir.

"Son dos mundos completamente diferentes, pero he conseguido combinarlos de forma que me produce enorme placer y satisfacción", explica el actor en un documental para la cadena australiana ABC. Cuando su familia se mudó de Irlanda del Norte a Nueva Zelanda cuando él solo tenía siete años, Otago se convirtió en su paraíso: "Esta era la tierra de mis sueños, donde pasábamos las vacaciones cuando era un chico. Amo esta tierra más que ningún otro lugar en el mundo".

Neill ha pasado 15 días de cuarentena obligatoria en un hotel en Auckland, donde ha hecho su confinamiento más llevadero con sus intervenciones casi diarias en las redes sociales. Su casi medio millón de seguidores en Twitter disfrutan con el día a día de la vida en la granja, sobre todo porque ha bautizado a sus animales con los nombres de sus mejores amigos en Hollywood: la oveja Jeff Goldblum, la vaca Helena Bonham Carter, los corderos Susan Sarandon y Anjelica Huston, o la gallina Meryl Streep. En un país que se enorgullece de tener más ovejas que personas, Sam Neill encarna a la perfección el sentido del humor neozelandés: para quitar hierro a los asuntos más serios, lo mejor es reírse de uno mismo.

El actor, de 73 años, decidió dejar de opinar sobre política en las redes sociales cuando el Covid obligó al mundo a confinarse, en marzo del 2020. "Nos iría bien con un poco menos de gente quejándose en este mundo", contó al diario británico The Guardian. Entonces empezó a publicar videos de sí mismo tocando canciones con el ukelele, pintando cuadros, dando lecciones de cocina o leyendo poesía, actividades para las que, según él, no tiene ningún talento. "No me importa ponerme en ridículo si ayuda a la gente".

Las publicaciones que más han deleitado al público han sido los videos que ha rodado con sus compañeros de reparto en Jurassic World: Dominion, como las sesiones improvisadas de jazz con Jeff Goldblum que han visto más de un millón y medio de personas. La película se terminó de rodar en noviembre en el Reino Unido después de un año de retrasos, interrupciones y el incremento de las medidas de seguridad. En una entrevista con Radio New Zealand, Neill compartía los obstáculos de un proyecto que en ocasiones pareció imposible de terminar. "Creo que me han hecho el test de Covid unas 55 veces. El interior de mi nariz se ha hecho de lo más resistente."

Jurassic World: Dominion reúne el reparto original de la primera Jurassic Park (además de Goldblum también regresa la actriz Laura Dern) con las estrellas de las últimas ediciones, Chris Pratt y Bryce Dallas Howard. Fue en 1993 cuando el nacimiento de la saga de dinosaurios más rentable en la historia del cine catapultó a Sam Neill al estatus de estrella de Hollywood, el mismo año que se estrenó La lección de piano, uno de sus trabajos interpretativos más reconocidos. Casi 30 años después y con más de 130 proyectos a sus espaldas, su reputación sigue por las nubes. Además del éxito que se vaticina para Jurassic World: Dominion, Neill también está disfrutando de los buenos resultados de taquilla de su última película, Rams, que de momento solo se ha estrenado en Australia y Nueva Zelanda.

Rams es un remake de una película islandesa (Rams: La historia de dos hermanos y ocho ovejas en Argentina), que cuenta la historia de dos hermanos granjeros enemistados. En la película, el personaje encarnado por Sam Neill habla con sus ovejas, lo mismo que él hace a veces en sus videos sobre la granja.

Aunque ha priorizado el humor sobre la política en sus cuentas sociales, el actor no tiene pelos en la lengua cuando se trata de compartir sus opiniones en los medios de comunicación tradicionales. Aprovechó su regreso a Nueva Zelanda para lamentar que sus conciudadanos hubieran rechazado el referendo para legalizar el uso recreativo del cannabis. Y se declara abiertamente votante de la primera ministra Jacinda Ardern. "El mundo ha sido gobernado desde hace demasiado tiempo por aburridos hombres blancos de cierta edad", dijo en una entrevista al New Statesman en el 2018, mucho antes que Ardern se convirtiera en una de las líderes mundiales más admiradas por su gestión impecable en la lucha contra el Covid.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.