Ernesto Tenembaum habló de Marcelo Zlotogwiazda y sus últimos 20 días

Ernesto Tenembaum habló de Marcelo Zlotogwiazda y sus últimos 20 días
Ernesto Tenembaum habló de Marcelo Zlotogwiazda y sus últimos 20 días
(0)
16 de octubre de 2019  • 12:19

Tras la noticia de la muerte de Marcelo Zlotogwiazda, uno de sus grandes amigos y colegas, Ernesto Tenembaum habló de lo fuerte y tenaz que era el periodista. Esta mañana, en la apertura de su programa en Radio con Vos, Y ahora quién podrá ayudarnos, relató los últimos 20 días de quien fue también su compañero en programas como Palabras más, palabras menos en TN.

"Este va a ser un programa complicado. Nos atraviesa la muerte de Marcelo Zlotogwiazda. Si me quiebro hagan ruido, digan alguna pavada y yo me repongo y seguimos. La primera noticia es que hubo dos personas renombradas que fallecieron ayer [Cacho Castaña y Zlotogwiazda] y cada cual destaca lo más cercano (...). Para nosotros no es como si no hubiera otra noticia, es que el resto queda en sepia. La muerte de Zloto para toda la comunidad periodística está así, yo estoy así hace días, con el resto de las noticias en sepia", comenzó Tenembaum.

Los últimos días de Zloto. "Voy a contar los últimos 20 días de Marcelo porque muestran lo tenaz, comprometido, terco y empacado que era en lo que decidía, por buenas cosas. Tanto que era impactante. Tenía un cáncer de colon con el que el último año venía peleando y ganando. Y en medio de eso logrando altos disfrutes de la vida. Hace un mes y 16 días el primero de septiembre corrió 21 kilómetros y hay una foto hermosa de él llegando a la meta dándole un beso a Estela [su pareja], feliz por lo que acababa de lograr. Esa resistencia y convicción lo acompañó toda su vida".

Sus últimos días en los medios. "El último lunes de septiembre de este año tuvo una leve desmejoría y lo internaron con muchísimo dolor. Tuvo que aplicarse morfina en vendas, como parches con morfina durante 20 días. La internación fue difícil, pero el sábado lo externaron, volvió a la casa y estuve con él en la casa, estuvimos viendo fútbol y hablando de pavadas. Marcelo estaba en la cama, dolorido, y yo le pregunté: ´¿Cuándo te ilusionás con reincorporarte al laburo? Me mira como diciendo que yo le estaba haciendo una pregunta marciana. Me dice: ´¿Cómo cuándo? El lunes. Si ya puedo caminar, puedo ir, puedo hablar cómodo´. El lunes no pudo ir a la radio porque tuvo una consulta médica sino estaba acá. El lunes a la noche se fue a conducir C5N (...) Empezó a conducir y lo vi siempre coherente y lúcido, pero algunos ya preguntaban por Twitter qué le pasaba a Zloto. Después condujo acá [por la radio], el miércoles y jueves. El sábado hizo su cumpleaños y sobrevolaba la sensación de que era un cumpleaños y también una despedida. Fue hermoso y lleno de amor. El lunes primero de octubre vuelve acá y conduce toda la semana, en radio y C5N".

Zloto, solidario. Su último cumpleaños, Marcelo Zlotogwiazda decidió celebrarlo de una manera especial y solidaria: pidió a sus seres queridos que no le regalaran cosas, sino que sumaran una donación económica para el profesorado de la villa 21. "El 6 de octubre Marcelo Zlotogwizda cumplió años, pidió a sus amigos que no le regalaran cosas, si no dinero para una donación, así entrego los 50.000 $ que junto al profesorado de la villa 21", contó en su cuenta de Twitter Guillermo Parodi, Secretario Adjunto de la Unión de Trabajadores de la Educación. También tuvo otro gesto generoso antes de partir, según informó Radio Con Vos, el periodista dejó un pedido para su despedida: que no se envíen flores, sino que -quienes lo deseen- donen alimentos no perecederos, que serán para los comedores de La Poderosa. Los restos del periodista serán velados entre las 15 y las 21 en Casa O'Higgins, ubicada en O'Higgins 2842.

Un viaje a Comodoro Rivadavia. "El viernes pasado -continuó Tenembaun- no condujo porque se había comprometido a dar una charla en Comodoro Rivadavia y se fue hasta allá y se bancó el avión con la panza inflamada y dolores, un maratonista. Después me dijo que fue difícil, pero se bancó la visita a una fábrica y la charla que dio. Y Estela, que hablé con ella anteayer, me dijo que estuvo coherente".

La última charla de amigos. "El martes, que estuve en la casa entre 7.30 y 8.45, dijo: ´Estoy cansado, me voy a dormir´. Y no se despertó más. Y ese rato habló del debate presidencial, me dijo: ´Me gustó tu nota del debate´, sentado en una silla casi sin poder hablar. Me dijo cómo estuvo Del Caño (...), cómo estuvo Lavagna y lo mal que estaba Macri y me comentó: ´Es un hombre que no se dejó querer´. Después empezamos a charlar de si lo que vio él en Comodoro Rivadavia era ensamblado o genuinamente nacional. Esa historia le seguía perforando el coco. Me contaba los mensajes que fue recibiendo (...) y me dice: ´Me escribió Alfredo Zaiat´, que es un amigo de siempre, si bien se habían bifurcado los caminos, no es que se habían peleado, pero ya no eran tan amigos. Me dice que lo llamó Juan Grabois y le dijo que iba a rezar por él, y que lo llamó Esteban Bullrich y que le dijo que iba a rezar por él, y me dijo que le conmovían esas historia de que los creyentes oren por nosotros que no creemos".

Cómo se definía Marcelo Zlotogwiazda

Por otra parte, Tenembaun, muy conmovido, dijo que muchos van a hablar de cómo era Zlotogwiazda, pero que él mismo se había definido al comenzar su programa de radio el año pasado en Radio con Vos. Luego, pasó el audio de ese comienzo, que sucedió poco antes de que el periodista supiera que tenía cáncer de colon.

"Estoy contento porque vuelvo a la radio y estoy contento porque vuelvo a la radio en la que quería estar. En 24 años de periodismo me sucedió pocas veces de llegar tan feliz al lugar al que quería estar y me recibieron extraordinariamente bien. Muchos de los que me escuchan algunos me conocen, otros muy poquito y otros nada. Prefiero mil veces lo salado, que lo dulce. Les cambio un helado de dulce de leche por un triple de miga. Soy bien cartesiano, primero dudo y luego existo. Me encantan las letras, leo con pasión, pero creo que el mundo es inentendible sin los números. Soy hincha de Boca por elección, hincha de Almagro por herencia, pero estoy en proceso de divorcio con el fútbol local, con eso que dan en llamar la Superliga, que de Superliga tiene poco y nada. Liberté, égalité, fraternité: por supuesto, y si tengo que priorizar una de las tres, me quedo con la igualdad. Me alejo de los fanatismos. No tengo ídolos, pero cuando me hablan de Manu Ginóbili me suelo poner de pie. Soy de libra, pero no me gusta que me digan ´vos sos un periodista equilibrado´, porque eso me suena a que si hay tres para un lado, tiene que haber tres para el otro y no necesariamente es así. Dejé algunas adicciones y me hice adicto a correr. Corro mucho, casi todos los días cuando puedo. Uso casi siempre ropa lisa. Aborrezco la ostentación. Tengo el llanto fácil, aunque muchos no me crean. No tengo cábalas y me peleo y discuto con los que creen que hay personas que son yeta y discuto fuerte. Y por último, les confieso que padezco de varios defectos... que no se los pienso contar".

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.