Gina Lollobrigada, feliz tras la anulación de su matrimonio: "¡Soy una joven señorita!"

La diva italiana, de 91 años, consiguió que se le retirara validez a una boda de la que nunca participó
La diva italiana, de 91 años, consiguió que se le retirara validez a una boda de la que nunca participó Crédito: The Grosby Group
(0)
25 de enero de 2019  • 20:02

La diva italiana Gina Lollobrigida , de 91 años, ha conseguido la anulación de su matrimonio con el empresario catalán Javier Rigau, gracias a una sentencia de la Iglesia firmada por el propio Papa Francisco.

Tras nueve años de lucha, la icónica actriz ha conseguido finalmente desvincularse del español, de 57 años, a quien acusó de fraude y falsedad documental por intentar validar un enlace en el que ella nunca participó.

Rigau siempre sostuvo que estaban casados por una ceremonia que ocurrió en 2010 en la iglesia de San Vicente del barrio barcelonés de Sarrià, en la que quien dijo que era su esposa no estuvo presente y que se celebró mediante un poder especial firmado ante notario.

"¡Aquí estoy, soy una joven señorita y ese individuo va a dejar de promocionarse a cuenta mía! La verdad finalmente ha llegado. Nunca me casé con ese hombre", dijo al Corriere della Sera la protagonista de filmes emblemáticos como La romana y Salomón y la Reina de Saba tras ser declarada la boda como "inexistente" por la Sacra Rota (el tribunal eclesiástico) en una sentencia sin precedentes.

La decisión del Vaticano es inapelable y afirma que Lollobrigida ha sido víctima de un fraude con esas nupcias, como ella misma siempre sostuvo en contraposición a la palabra del catalán, quien decía afirmaba haberse casado con la diva por poder con una ratificación de la boda en Italia.

La actriz afirmó en todo momento que Rigau la había engañado con esas bodas. "La firma matrimonial no es mía. Son firmas falsas hechas por él y por sus cómplices en Barcelona. Dice que tiene mucho dinero pero no tenía ni para comprarse un pasaje de avión para venir a Roma. Es un hombre en el que no se puede confiar", recalcó quien fue la eterna rival de Sophia Loren ante las cámaras.

El empresario se defendió en diversas ocasiones afirmando que nunca le pidió dinero. "Cuando salíamos juntos, siempre pagaba yo", dijo Rigau sobre su vínculo con "la Marilyn Monroe italiana", a quien se ha considerado en décadas pasadas como una de las personalidades de su país más hermosas que han pasado por la gran pantalla.

Una imagen de Lollobrigida en el Festival de Cannes, en 1950
Una imagen de Lollobrigida en el Festival de Cannes, en 1950 Fuente: Archivo

La actriz y Rigau anunciaron su boda en 2006, aunque poco después la actriz decidió suspenderla. Cuando todo indicaba que cada uno continuaría su camino por su lado, el 29 de noviembre de 2010 se realizó en Barcelona la extraña ceremonia religiosa.

Tras pelearse con Rigau, Lollobrigida aseguró que su relación duró dos años y no 22, como aseguraba el español, pero dijo que antes de anunciar su compromiso, Rigau decidió añadirle dos décadas a la historia para que la unión entre ellos pareciera más seria, una mentira que, según la misma actriz, decidió aceptar.

Lollobrigida se enteró que estaba casada con Rigau en 2013 gracias a unos documentos que encontró accidentalmente por Internet. Ese mismo año presentó una denuncia policial en Roma y unas demandas judiciales en Italia y España para mostrar su disconformidad con esa boda.

En 2015, el Papa emitió una nueva norma para regular el modo en el que los obispos del mundo podían invalidar una unión, un proceso, no obstante, criticado por ser complicado y estar fuera del alcance de muchos católicos. Las causas para obtener la anulación están fijadas en el código de Derecho Canónico y las más frecuentes suelen ser por incapacidad para asumir las obligaciones del matrimonio y la simulación en el consentimiento, algo similar a lo que le sucedió a Lollobrigida.

Tras la resolución de la sentencia, Gina -que recientemente se ha unido a las voces de víctimas del séptimo arte que denuncian haber sufrido acosos sexuales- grabará estos días en Hollywood las primeras escenas de un documental dedicado a su vida y titulado La última diva.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.