Gustavo Cordera: "Si he cometido un daño, necesito repararlo"

Gustavo Cordera
Gustavo Cordera Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
Sebastián Ramos
(0)
18 de marzo de 2019  • 17:39

Gustavo Cordera se presentó esta mañana a una audiencia en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 7 de la Ciudad de Buenos Aires, para pedir que se le otorgue la probation y así esquivar el juicio oral en la causa por incitación a la violencia colectiva contra grupos de personas o instituciones, que el excantante de Bersuit Vergarabat afronta desde 2016, luego de sus reprobables dichos durante una charla en la escuela de periodismo TEA.

Pero más allá de la presentación de las distintas posturas (de la defensa, de la fiscalía, de los querellantes y de los denunciantes) expuestas durante cerca de tres horas en la audiencia, lo soprendente fue, por sobre todas las cosas, el ofrecimiento de Cordera y su defensa para poder acceder a la probation: dar él mismo una serie de charlas sobre violencia de género.

"Si he cometido un daño, necesito repararlo", dijo Cordera, vestido con camisa blanca y pantalón gris. "Y una manera de repararlo es contarle a la sociedad todo lo que he vivido en este tiempo, donde tomé conciencia de lo que sucedió, de la información que yo expresé en esa charla ínitima, para chicos, siendo una persona grande..." Tras el asombro del juez acerca de la propuesta, el cantante insistió: "Para reparar esa información que ha sido dañina para la sociedad, yo ofrezco contar mi arrepentimiento, cómo viví esta historia, como aprendí sobre violencia de género, cómo lo recibí y cómo estoy dispuesto a ofrecer una reparación en una sociedad que se encuentra de alguna manera fracturada y en disputa... Quiero formar parte de alguna manera para desintegrar o sanar lo que es la violencia, porque esa es mi misión como artista y músico. Durante treinta años estuve haciendo eso y esta vez, desafortunadamente, he cometido un error y necesito repararlo ante todos ustedes. Me he interiorizado mucho y mis hijas me han enseñado a deconstruir una cultura que traigo como hombre. Este episodio me dio la posibilidad de escucharlas".

La defensa, a cargo de los abogados Fernando Burlando y Fabián Améndola, además ofreció la posibilidad de que Cordera de dos recitales acústicos a beneficio de dos hospitales públicos, en un lugar determinado por los querellantes.

Luego del turno de Cordera y sus abogados, hablaron en representación del Ministerio Público Fiscal las letradas María Piqué y Mariela Labozzetta, quienes si bien estuvieron en total desacuerdo con el ofrecimiento del músico de dar él mismo charlas sobre violencia de género, se mostraron a favor de la probation. "Desde el Ministerio Público Fiscal se nos instruyó a los fiscales de no brindar consentimientos automáticos, porque es necesario tener en cuenta otros factores y el más importante de ellos es evaluar si en el caso hay cuestiones de política criminal", argumentó Piqué. "Si el objetivo principal es proteger a la mujer matratada, la respuesta a la violencia sexista debe evitar tener una respuesta automática", concluyó para defender su apoyo a la probation en este caso.

Por su parte, Labozzetta coincidió: "El derecho penal no es la única respuesta a la violencia de género. Hay que terminar con la impunidad y no dar una respuesta intransigente y acrítica", aseguró y compartió datos acerca de que en la mayoría de los casos en los que no se concedió una salida alternativa (probation) a la pena, no llegaron a juicio y quedaron en el olvido, sin siquiera haber escuchado las voces de las víctimas.

Lo que dijo Cordera en su momento es una barbaridad, una atrocidad
Mariela Labozzetta

Luego de la audiencia, en diálogo con LA NACION, la doctora Labozzetta, que es también la Titular de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), completó su concepto: "Desde el Ministerio Pública queremos tener una línea criminal más seria, que contemple las distintas gradualidades y las diferentes gravedades de los hechos. Lo que dijo Cordera en su momento es una barbaridad, una atrocidad. Que un señor grande, comunicador, un artista con gran impacto en las pibas y los pibes haya dicho lo que dijo es una locura insostenible. Pero de ahí a que se equipare con un femicidio... no".

Por último, los querellantes y denunciantes, entre los que se encuentran el Instituto Nacional Contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), la Asociación Civil Red de Víctimas de Violencia y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inam), pidieron que no se le otorgue a Cordera la posibilidad de probation y vaya a juicio oral. De todas formas, sostuvieron que en caso de que el juez considerase la prueba, el músico debería seguir varias medidas, entre las que se encontrarían "pedir disculpas públicas al colectivo de mujeres vulneradas en los diferentes medios de comunicación", "realizar cinco recitales donde deberá dejar espacio de quince minutos para diferentes especialistas en tema de género, para concientizar y sensibilizar a la ciudadanía", "donar un millón de pesos para la creación de un Centro de Víctimas de Violencia de Género" y "asistir a un curso de capacitación sobre violencia de género a cargo del Instituto Nacional de las Mujeres".

A partir de ahora, el juez se tomará diez días para dar su resolución.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.