srcset

Amores sin ficción

Joey King y Jacob Elordi: el amor millennial que nació en el set y se vive en las redes sociales

Cindy Damestoy
(0)
28 de agosto de 2019  • 00:03

Ha sucedido en todas las épocas. En ocasiones, la luz de la cámara no se enciende sólo para marcar el comienzo de la acción, sino también puede iluminar un nuevo sendero amoroso. Es el caso de de Joy King de, 19 años y Jacob Elordi, de 21, que se enamoraron y se dejaron llevar por la pasión durante el rodaje de una de las últimas apuestas románticas de Netflix: la película El stand de los besos. Y como en los antiguos tiempos del cine en blanco y negro, los besos comenzaron a escaparse del set para materializarse en un incipiente y colorido amor millennial.

Algunos los comparan con Zac Efron y Vanessa Hudgens, quienes se pusieron en pareja mientras grababan High School Musical, otros opinan que son los nuevos Miley Cyrus y Liam Hemsworth, que no pudieron resistirse al flechazo de Cupido mientras filmaban el videoclip de la canción "The last song". Es por eso, que sin importar el desenlace, este apasionante romance tiene dos protagonistas que vale la pena conocer.

La historia comienza a principios de 2017, cuando Joey y Jacob viajaron a Sudáfrica para comenzar a rodar la película de Netflix. El actor australiano estaba dando sus primeros pasos en Hollywood y aunque había obtenido algunos papeles secundarios en producciones cinematográficas como Piratas del Caribe: los hombres muertos no cuentan cuentos, ésta era su primera vez como coprotagonista. Por su parte, Joey ya tenía una carrera más consolidada: a los 7 años ya estaba en la pantalla grande y había obtenido su primer papel protagónico en el film Ramona and Beezus, de 2010.

Trailer "El stand de los besos" - Fuente: YouTube

02:47
Video

En El Stand de los besos interpretan a Noah Flynn y a Elle Evans, dos adolescentes que van al mismo instituto. La trama se agudiza cuando se dan un primer beso por accidente, y desde ese momento viven un romance prohibido. El problema es que Noah no es cualquier chico: es el hermano de Lee, el mejor amigo de Elle (interpretado por Joel Courtney), y esto complica la situación, a tal punto que debe vivir este amor a escondidas para no perder la amistad más importante de su vida.

La química de los actores no pasó desapercibida por los adolescentes que vieron la película. Se estrenó en mayo de 2018 y tan solo una semana después ambos habían duplicado el número de seguidores en las redes sociales. En Instagram, de hecho, comenzaron a crearse clubs de fans que recopilaban escenas del film, a la espera de que el romance consiguiera traspasar la pantalla. Y ese sueño no demoraría en hacerse realidad.

Ver esta publicación en Instagram

[R]#FlashbackFriday to these fireworks [R]

Una publicación compartida de The Kissing Booth (@thekissingboothnetflix) el

Besos en la pantalla y en la vida real

Ni King ni Elordi eran conscientes del impacto que iba a generar El stand... en sus vidas. Se sorprendieron por el fenómeno viral que generó el estreno y, lejos de desalentar a sus fans, compartieron fotos y videos juntos. Lo cierto es que para ese entonces ya estaban locamente enamorados y no se privaron de mostrarlo en las redes.

Una vez estrenada la comedia romántica, hicieron un vivo en Instagram, donde un seguidor les preguntó: "¿Son pareja en la vida real?", y los actores dijeron juntos mirando a la cámara: "Sí, definitivamente sí, estamos juntos".

El romance fue "oficial" en las redes sociales de Elordi a partir de abril de 2017, mientras que Joey no publicó nada de ellos hasta junio del mismo año. Todo indica que comenzaron a salir en la primavera de 2017, y desde entonces hicieron todo lo posible por fortalecer el vínculo.

Románticos, en una de las tantas fotos que compartieron en sus redes
Románticos, en una de las tantas fotos que compartieron en sus redes

Los actores continuaron compartiendo muchísimos momentos juntos a lo largo de 2018. Se multiplicaron los viajes, las salidas románticas, las anécdotas y los videos divertidos. El romance se afianzó tanto que él la llevó a su país natal para que conociera a todo el clan Elordi; ella, a su vez, lo invitó a festejar su cumpleaños junto a toda su familia.

Un momento divertido donde la actriz contó que le aterra ir al dentista, y su novio la acompañó a la consulta para darle ánimos
Un momento divertido donde la actriz contó que le aterra ir al dentista, y su novio la acompañó a la consulta para darle ánimos

La pareja demostró tener en común un pasatiempo preferido: visitar parques temáticos. Compartieron videos de sus citas en Disneyland y Universal Studios en numerosas ocasiones. Además, disfrutaron de unas vacaciones juntos, ya que la actriz celebró Hanukkah en California antes de viajar a Australia para Navidad con su novio.

La primera foto de la pareja a punto de tomar un vuelo hacia Australia, donde ella conocería a toda la familia de su novio
La primera foto de la pareja a punto de tomar un vuelo hacia Australia, donde ella conocería a toda la familia de su novio

El romance continuó avanzando a pasos agigantados, hasta apostar a la convivencia, y se los vio en varias ocasiones haciendo las compras por las calles del centro de Los Ángeles.

Miradas cómplices: los novios, camino a su hogar luego de comprar algunos víveres
Miradas cómplices: los novios, camino a su hogar luego de comprar algunos víveres

Un amor que no fue a primera vista

Todos se preguntaban cuándo había surgido la atracción entre ellos, si fue durante el rodaje o después del estreno. Aparentemente las largas horas de filmación fueron el comienzo de la chispa entre ambos.

Joey reveló cómo fue que la química dentro de la pantalla se trasladó a la vida real: "Jacob es una persona muy especial. Interpretar juntos a la pareja de Noah y Elle, fue inolvidable. No hubo un momento específico donde nos enamoramos, a pesar de que la gente sigue preguntándonos eso. Fue algo que pasó de manera muy natural y paulatina", contó a la revista The Roghe.

Las tiernas miradas los delataban en cada evento
Las tiernas miradas los delataban en cada evento

En esa misma ocasión también comentó que, en un principio, todo se trató de una profunda amistad sin ninguna otra intención. "Después de pasar dos meses en la hermosa tierra de Sudáfrica con Jacob y Joel, me quedó claro lo importante que ellos eran para mí. Se convirtieron en mis mejores amigos, de máxima confianza. Sabía que podía acudir a ellos ante cualquier cosa", aseguró King.

La actriz de 19 años, que se destacó en la película Día de la Independencia: contraataque, dijo que su relación fue mutando hasta convertirse en amor: "Aunque pensé que él era muy lindo, cuando nos conocimos era solo un amigo. La clave para enamorarnos fue el humor, rápidamente nos reímos juntos de las mismas cosas y en poco tiempo comencé a darme cuenta y a decirme: '¡Creo que me gusta esta persona!'. Fue una experiencia muy interesante conocer a mi novio en el set porque pasábamos mucho tiempo juntos y eso hizo que todo fuese más rápido e intenso", confesó en la revista Bello.

Cada semana había una nueva foto de los actores, divirtiéndose juntos
Cada semana había una nueva foto de los actores, divirtiéndose juntos

Sin duda el amor se iba fortaleciendo a medida que transcurrían los días. "Pasábamos 17 horas al día juntos y todos salíamos después del trabajo y veíamos películas y esas cosas. Fue grandioso", declaró en la misma entrevista.

Por su parte, Jacob también coincidió en que no hubo un momento exacto en que se enamoraron, todo fue fluyendo hasta darse cuenta de que querían estar juntos más allá de una amistad. "Ella es la mejor, es asombrosa. No puedo recordar el instante en que nos gustamos, fue la misma vida la que nos llevó a estar juntos", confesó en una exclusiva al canal canadiense de entretenimiento ET.

Adiós a las fotos

En noviembre de 2018, después de salir más de un año, los siempre atentos fans de la pareja empezaron a darse cuenta de que hacía más de un mes que los novios no compartían fotos juntos. Anteriormente, por lo menos una vez por semana, intercambiaban comentarios románticos, o subían un posteo dando cuenta de su vida de a dos.

Las sospechas eran cada vez más fuertes, y los usuarios no resistían el voto de silencio de los actores, y les comentaban cada nueva publicación preguntando: "¿Aún están juntos?"; ¿"Rompieron?"; "Ojalá estén saliendo". Los protagonistas del drama jamás respondieron. Fue en este momento cuando el joven galán anunció que se iba a retirar por un tiempo de las redes sociales debido a "nuevos proyectos laborales".

"¡Buenos días! Quiero tomarme un momento para agradecer a todos por el apoyo que he recibido este último año. Estoy increíblemente agradecido de tener la oportunidad de estar en contacto con tantos de ustedes. Estaré alejándome de las redes mientras trabajo. Salud por todo, sean felices", escribió Elordi en una historia de Instagram.

La story que Jacob subió a su Instagram anunciando que se alejaba por un tiempo de las redes
La story que Jacob subió a su Instagram anunciando que se alejaba por un tiempo de las redes Crédito: Instagram

Un día después de que la cuenta de Instagram del actor australiano se diera de baja, su novia publicó un sugerente tuit que decía: "Gracias a Dios tengo a mi perro". Todos lo asociaron a la reciente decisión de Elordi, y se quedaron a la espera de una confirmación oficial del fin de la relación.

A partir de este momento, nunca hubo un comunicado oficial de la ruptura por parte de ninguno de los dos. Simplemente, Jacob desapareció de Instagram durante dos meses, y luego reapareció con su cuenta vacía, sin ninguna foto. Recuperó sus seguidores, ya que actualmente tiene 6,3 millones, y continúan creciendo. Defintivamente, el actor australiano hizo "borrón y cuenta nueva", sin dejar ningún rastro virtual del amor que vivió junto a su coprotagonista.

Joey nunca dejó de estar activa en sus redes -actualmente tiene 10 millones de seguidores- pero sí eliminó la mayoría de las fotos junto a su novio. Cuando Jacob volvió a abrir su cuenta, nunca más volvieron a seguirse entre sí. Todas las señales parecía apuntar a que la relación había llegado a su fin.

Cada uno por su lado

Durante 2019, los actores tuvieron grandes propuestas laborales, y cada uno eligió su rumbo. Elordi se mantuvo concentrado en su nuevo proyecto, Euphoria, una serie de HBO que lo eligió como protagonista. Por su parte, King tuvo un año muy intenso, filmando la miniserie The Act, producida por Hulu (el servicio de streaming que compite con Netflix, de propiedad conjunta de The Walt Disney Company y Time Warner).

En The Act, King interpreta a la hija de una madre trastornada que la obliga a fingir que está enferma. Se trata de un thriller psicológico basado en hechos verídicos, que incluso inspiró a documentalistas. Las protagonistas reales de esta historia son Dee Dee Blanchard (interpretada por la ganadora del Oscar Patricia Arquette), una mujer que padeció Síndrome de Munchausen, trastorno mental que se caracteriza por la condición de que una madre inventa síntomas falsos o incluso los provoca, para que parezca que su hijo está enfermo.

King se puso en la piel nada más y nada menos que de "Gypsy", la hija de esta madre trastornada. La joven renunció a su melena castaña para hacer este papel, ya que tuvo que raparse por completo, para lucir como la verdadera enferma, y aparentar todos los dolorosos cuadros médicos que vive la protagonista. Su actuación fue valorada con grandes elogios, hasta el punto de haber sido nominada como mejor actriz en las categorías de los premios Emmy. Ella misma subió un video del emocionante momento en que recibió la noticia:

Un chico malo y soltero en Hollywood

Elordi mide 1,93 de altura, tiene una gran sonrisa, un acento australiano que a las estadounidenses les parece "tierno", y un porte físico que resulta muy elogiado en las redes sociales. Este combo de carisma y el infalible flechazo con su compañera de reparto, fue lo que lo hizo destacar con apenas un film en su haber, y esto llamó la atención de los productores de la serie adolescente Euphoria.

Su papel de novio problemático en El Stand... no resulta tan alejado de su nueva actuación: una vez más, interpreta a un rebelde sin causa en la serie de HBO, donde se destaca personificando a Nate Jacobs, una estrella de fútbol. Tampoco parece casual que Jacob haya publicado en su Instagram más de una vez imágenes de Marlon Brando y James Dean -que son recordados por sus papeles de bad boys en Hollywood-, como sus íconos preferidos del cine.

Según le contó Elordi a Hollywood Reporter, este nuevo papel le permitió mejorar los errores de su personaje en la comedia romántica de Netflix. "Noah [su personaje en el Stand de los besos] es un adolescente conflictivo y nunca se explica por qué. Se lo idealiza y se convierte en un héroe. Creo que esta nueva serie me va a dar la oportunidad de interpretar a un protagonista más complejo, porque se darán a conocer las causas de su inestabilidad emocional".

En la misma entrevista, el joven explica que estaba decidido a no interpretar nuevamente a un deportista, pero que al leer el guión sintió que era ideal por la historia de su personaje. "Tengo ganas de que la gente conozca la trama, porque en un principio parece centrada en el estereotipo de jugador de fútbol clásico, que tiene un pasado oscuro y una familia disfuncional; y es fácil que lo etiqueten como tal, pero nadie se pregunta de dónde viene todo eso. Cuando sos el chico malo, lo interesante es conocer lo mucho que hay detrás", señaló en referencia, quizás, a sí mismo.

Separados, pero juntos de nuevo

El 14 de febrero pasado, Netflix confirmó a a través de sus redes sociales que se venía la segunda entrega de El Stand de los Besos. Este anuncio virtual en el Día de los Enamorados tomó por sorpresa a los fanáticos de la pareja, preguntándose qué significaría para los actores volver a compartir escenas románticas.

El detalle que llamó la atención fue que los protagonistas del video promocional de la segunda parte de la película, fueron Courtney y King, quienes interpretan a los emblemáticos mejores amigos, pero no hubo rastros de Elordi. Este trío, que se había vuelto inesperable en la ficción, también había cultivado una amistad única en la vida real. Incluso se llamaban a sí mismos "los tres mosqueteros", por eso, la ausencia del actor australiano se convierte en una pista más de la ruptura de la joven pareja.

Hasta el momento, Jacob nunca compartió en sus redes ningún posteo relacionado a la noticia de la llegada de El Stand de los besos 2. Sin embargo, lo que sí está confirmado es que volverá a formar parte de la película, y una vez más, será el novio de Joey en la ficción.

Esta segunda parte se centrará en los inconvenientes de la relación a distancia entre Elle y Noah, ya que ambos estudian en universidades lejanas. También habrá terceros en discordia, por lo que se van a sumar a la trama otros dos actores: Maisie Richardson-Sellers, que será el nuevo pretendiente de la protagonista y Taylor Perez, quien interpretará a una nueva amiga del deportista. Los nuevos miembros despertarán los celos de los dos y pondrán a prueba el amor de la pareja.

El estreno aún no tiene fecha exacta, pero se espera que llegue durante el 2020. Sin embargo, la noticia ya ilusionó a su fans, al punto de que algunos no creen que los jóvenes se hayan separado, y prefieren pensar que Joey y Jacob simplemente optaron por vivir su relación con un bajo perfil, lejos de las redes. El hecho de que nunca confirmaran el fin de su amor, dejó encendida la última esperanza de sus admiradores.

Además, una de las últimas publicaciones de King llamó la atención de sus seguidores: la protagonista compartió un video en su Instagram de un desafío viral, en la que se la ve pateando atléticamente una botella, que logra destapar tan sólo rozándola con su pie. El detalle más importante es quién sostiene el envase: su "exnovio" Elordi. Aunque continúan sin darse el follow en sus respectivas redes, les resulta inevitable retomar el contacto diario y, al parecer, han aprendido a convivir con esa realidad.

Si bien hoy ya no se muestran juntos, no está escrita la última página de este amor que nació en la ficción. La segunda entrega de Netflix hará que nuevamente pasen largas horas juntos, y quizás se despierten viejos sentimientos, abriendo una vez más la puerta del romance.

Muchísimas parejas que pasaron de la pantalla a la realidad tuvieron largos impasses, incluso por años, y luego se volvieron a elegir en otros momentos de sus vidas. Pase lo que pase, su historia ya quedó plasmada en la pantalla chica, y se grabó en los corazones de todos sus fans. Tal como dice la frase del célebre escritor Richard Bach: "Las historias de amor verdadero nunca tienen un final".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.