La dolorosa confesión de Graciela Alfano: "Fui maltratada y abandonada por mi madre"

Graciela Alfano y una dura confesión de su infancia
Graciela Alfano y una dura confesión de su infancia Crédito: Imagen de TV
(0)
16 de abril de 2020  • 16:46

El aislamiento obligatorio está generando las cosas más insólitas. Tal es el caso de Graciela Alfano que hace unos días contó que conquistó a dos de sus vecinos desde el balcón de su casa. Este mediodía, la actriz se preparaba para charlar sobre este tema con Intrusos pero, de repente, el rumbo de la conversación la llevó a hacer una dolorosa confesión: "Fui maltratada y abandonada por mi madre".

"Yo tengo humor, soy optimista e inauguré el 'tender' en vez del Tinder. La cuarentena me hizo hablar con los vecinos y me encontré con dos personas maravillosas. Estamos de charlas y el otro día se me mezcló el rancho porque salieron los dos a la vez", relató, entre risas, la exvedette.

Tras contar que medita, hace yoga y sigue con sus sesiones de terapia vía skype, Alfano hizo una inesperada confesión que cambió el clima festivo de la charla. "Hace tres o cuatro días tuve un quiebre espantoso. Los negocios a los que llamaba para que me envíen comida estaban superados y no podían hacer envíos. La tercera que me bocha empecé a sentir un panic attack. Fue una cosa muy rara porque no es que me estoy muriendo de hambre, pero en estos momentos donde uno está solo y aislado tanto tiempo hace que broten cosas del pasado, miedos y grietas que tenemos adentro", expresó al tiempo que su semblante se iba entristeciendo.

"Como todos saben yo fui abusada de los 4 a los 7 años pero, además de esto, yo de chiquita era una nena abandonada. Mi padre viajaba mucho y quizá lo veía un mes en el año. Y mi madre que era una mujer muy especial se olvidaba de mí. Pasaba días enteros sin comer", lanzó inesperadamente.

En estos momentos donde uno está solo y aislado tanto tiempo hace que broten cosas del pasado, miedos y grietas que tenemos adentro

Frente a la mirada atónita de todos los integrantes del ciclo de América, Alfano continuó con su triste relato. "Había veces que mi mamá no venía ni a dormir. Yo tenía 4 años y ella pasaba la noche en otro lado. Una noche me quedé afuera. Toqué la puerta de unas vecinas que me dejaron dormir ahí y cuando mi madre volvió, me castigó duramente, me pegó porque no había que mostrar lo que pasaba en casa, que era tremendo", recordó, entre lágrimas.

"Pasaba días sola y sin comida. Me acuerdo que desarrollé una técnica de agarrar los huevos crudos (porque lógicamente no podía cocinarlos) y de hacerles un agujerito de un lado y otro y los chupaba por ahí. Crecí años en base a eso y a leche condensada. Eso es lo que a mí me pasó y por más de que tengo varios años de terapia, estas cosas quedan dentro de uno", reflexionó emocionada.

Sin embargo, lo peor de su relato vino más tarde cuando confesó que la madre vivía operándola para llamar la atención de su padre. "A los 4 años me operaron de apendicitis y sacaron un apéndice sano. A los 6 me sacaron las amígdalas en una operación con anestesia local, o sea yo estaba despierta y veía cómo sacaban las amígdalas por mi boca, tragué mucha sangre y cuando volvía a la habitación estaba sola con las enfermeras. Por último, casi a los 7 años se me hinchó la rodilla izquierda y mi mamá quería que me corten la pierna. Me salvó una tía que le pidió por favor que vayamos a ver a otro médico... sino yo en este momento estaría sin una pierna", confesó.

"¿Pudiste perdonar a tu mamá?", interrumpió de repente Marcela Tauro. "Mi madre está muerta e hice lo que había que hacer. No sé si la entendí o la perdoné, lo que si sé es que esas grietas están. Por más que yo haya hablado con terapeutas, esta situación del encierro te dispara cosas. Son cosas que viví y me guardé muy adentro. Escondía tantas cosas que había una oscuridad en mí desde chica", expresó con mucha angustia.

Por más que yo haya hablado con terapeutas, esta situación del encierro te dispara cosas. Son cosas que viví y me guardé muy adentro

En cuanto a la crisis que vivió días atrás, señaló: "Ese día lloré tres horas hasta que atiné a llamar a mis hijos y pedir ayuda, sentí que volvía a vivir lo mismo. Afloré esa niña que estaba sola. Viví muchas cuarentenas en mi vida", advirtió Alfano mientras aseguró que su madre le hizo daño tanto a nivel personal como profesional. "Hizo cosas muy negativas como llamar por teléfono a periodistas y hablar mal de mí. Nunca pude entender si era por envidia o por qué", agregó.

Tras confesar que "no se podía hablar con ella", recordó cómo era su relación a medida que fueron pasando los años: "Cada tanto había peleas, llegué a decirle que era mi exmadre", indicó. Sin embargo, aclaró que cuando su madre estaba a punto de morir pudo cerrar el capítulo: "Cuando ves la muerte tan cerca, en las situaciones límites se ven las buenas personas. Me podría haber vengado, la podría haber hecho sufrir y dejado sola, pero no pude hacerlo", aseguró.

"Ya no tengo más ganas de esconder todo esto por eso lo hago público. Está bueno hablar y sacarse estas cosas de uno que nos hacen infelices, porque al fin y al cabo estamos escondiendo cosas que son parte de nuestra vida", concluyó mientras Jorge Rial le dedicaba unas lindas palabras de apoyo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.