Osvaldo Laport sufrió un accidente en una pierna: "Fue un corte muy profundo y amplio"

Osvaldo Laport recibió diez puntos en una pierna y tuvieron que aplicarle la vacuna antitetánica
Osvaldo Laport recibió diez puntos en una pierna y tuvieron que aplicarle la vacuna antitetánica Crédito: Alejandro Guyot
(0)
8 de mayo de 2020  • 17:19

Osvaldo Laport sufrió el pasado martes un accidente doméstico mientras hacía ejercicio en su casa y tuvo que acudir al hospital para recibir atención médica a causa de una herida de considerables dimensiones en su pierna izquierda.

El actor explicó a LA NACIÓN que el servicio de Internet de su domicilio no funciona del todo bien y por eso se interrumpió ese día la clase de teatro que el artista estaba impartiendo por videoconferencia a sus alumnos del ciclo de Formación Básica del Profesorado de Teatro en el Instituto Superior Municipal de Formación Docente y Técnica Nº 8034 de Escobar.

"Estaba con baja señal desde el domingo. Donde vivo pertenezco a una cooperativa telefónica. Y evidentemente el martes fue un día, de los casi cincuenta que llevo encerrado en mi casa, con algunas energías encontradas", señala el actor, que, frustrado por la situación, decidió descargar tensiones en el gimnasio que acondicionó en su hogar para mantenerse activo.

"Como no pude dar la clase, me puse a hacer cosas en la casa y llegó un momento en que estaba dando vueltas y entonces dije: 'me voy a dormir', porque estaba cansado. Pero como mi filosofía es pasar por la vida y no que la vida te pase por encima y estoy todo el tiempo hiperactivo e inventando cosas, me fui a hacer gimnasia", relata.

"Siempre tuve gimnasio, pero fue evolucionando. Ahora todo lo físico lo hago con bandas elásticas y es maravilloso. Invento rutinas todo el tiempo. Con las bandas se puede trabajar todo el cuerpo y es un tema mucho más sano, si se quiere, porque es la acción y la contracción. Yo uso bandas bastante tensas y sumo saltar la cuerda y hacer sentadillas arriba de un cajón que me hice de madera", cuenta.

Así fue como el martes comenzó a hacer sentadillas y, si bien arrancó con pocas ganas, se fue entusiasmando. "Me dije: 'mirá qué bien que estás con 63 pirulos' y, como me sentía bien, dije: 'genial, hoy hago únicamente piernas, voy a intensificar eso, y mañana hago el resto de los músculos'. Entonces decidí parar el cajón, un cajón importante, y así quedó más alto. Estaba saltando ahí arriba y de pronto me distraje con un pensamiento", continuó contando.

Ese pensamiento que se le vino a la cabeza estaba relacionado "con la realidad de los artistas y del mundo" en tiempos de pandemia. Laport asegura estar "muy preocupado" por ello e indica que "hay muchos colegas, amigos y compañeros que no la están pasando bien, de todos los rubros y actividades". Estas circunstancias le habrían jugado una mala pasada. "Se ve que me distraje y resbalé. Iba por el número ocho de esa serie -hago series de diez-, pero estaba muy alto y caí con mi cuerpo contra el filo del cajón, que fue lo que me abrió la pierna a la altura de la tibia bordeando el músculo", explicó.

Como el corte sangraba en abundancia, decidió lavarlo primero "debajo de una canilla" y, como no quería asustar a su mujer, Viviana Sáez, y a su hija Jazmín, con quienes pasa la cuarentena, trató primero de asistirse solo. "Pero tenía todo levantado. Me traje un banco, me senté, y con la mano trataba de acomodarlo pero era un corte muy profundo y amplio. No quise asustar a las chicas y pensaba en no decir nada, pero luego me dije: 'no, voy a llamarlas para que me traigan agua oxigenada, por las dudas. Y cuando llegaron.". Para ese entonces, la preocupación de sus familiares lo llevó finalmente a acudir a un sanatorio de Tigre, cercano a su domicilio, para que los médicos valoraran los pasos a seguir.

En el lugar le comunicaron que debían darle diez puntos para cerrar la herida, le aplicaron la vacuna antitetánica y le recetaron antibióticos."Y sí, necesitaba puntos, pero yo soy medio kamikaze. No es la primera vez que vivo episodios que tal vez se puedan tomar hasta de desprolijidades, pero los interpreto como anuncios de algo, como frenos, como preavisos. Cuando tuve el accidente en la cara grabando Campeones , recuerdo que me llevaban en la ambulancia, con la cara colgando y yo le decía al productor: 'no te preocupes, ya sé por dónde puede ir el personaje'", recuerda y se ríe.

Pasado el susto y tras ser atendido por los médicos, el actor cuenta, a modo de anécdota, que algunas personas comenzaron a acercársele en el sanatorio para pedirle una foto, con barbijo y manteniendo la distancia reglamentaria. "Después de que me curaron la herida, tenía que ir a darme la antitetánica y a sacarme una radiografía para ver cómo estaba el hueso. Estaba todo el mundo con barbijo y escafandras. Y el personal me decía: 'Eh, Laport, ¿nos sacamos una foto?' Entonces les digo: ¿Te parece?'. Era muy graciosa la situación porque me decían: 'No se preocupe, quédese ahí'. Entonces las selfies eran a dos metros de distancia, con barbijo y yo levantaba la mano como diciendo: 'Aquí estoy, ¿para quién es?'. Para mi señora, ¿pero se dará cuenta de que soy yo?", les respondía con humor.

El intérprete cuenta que la cicatrización de la herida avanza en muy buenos términos y adelanta que espera retomar su actividad física a partir del lunes, aunque su esposa y su hija insisten en que debe ser precavido. "Me tienen encuarentonado en una silla, pero ya les dije que el lunes arranco, de a poquito", dice.

En estos días de aislamiento, el actor revela que está compartiendo actividades con sus seres queridos de las que no disfrutaba antes. "Nunca había pasado la experiencia de estar viendo en familia una serie, y de verla completa. Nunca en mi vida me había pasado. No tenía tiempo. Para dar una idea, el año pasado estaba con el elenco estable del Teatro Seminare, con los dos días de clases del Profesorado de Teatro, con la gira de Rotos de Amor , con El Susurro de las alas , dirigiendo Burlesque Baires Show para Mar del Plata, más mis otros compromisos, como el de embajador de Acnur", cuenta. En esta última organización, el artista lleva 18 años colaborando y hoy afirma que las demandas que canaliza la ONG se han intensificado de forma preocupante.

"Me preocupa la angustia de las personas incluso más que el hambre. Hay muchos que lo están pasando mal", señala y advierte de las dificultades que se vienen para el sector de la cultura. "Veo un año complicado para el mundo del espectáculo en general. Es un medio en el que hay muchísima gente que está sin trabajar. Sin embargo, más allá de los tiempos y de la incertidumbre, tengo mucha fe. Intentemos distraernos con lo que nos hace bien para que la vida nos vuelva a sorprender en el abrazo y, en el caso de los artistas, para aventurarnos nuevamente en el arte arriba de un escenario", manifestó.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.