Aves de presa y la fantabulosa emancipación de una Harey Quinn: propuesta lúdica y seductora

Diego Batlle
(0)
6 de febrero de 2020  

Aves de presa y la fantabulosa emancipación de una Harey Quinn (Estados Unidos/2020) / Director: Cathy Yan / Guion: Christina Hodson / Fotografía: Matthew Libatique / Edición: Jay Cassidy y Evan Schiff / Música: Daniel Pemberton / Elenco: Margot Robbie, Ewan McGregor / Distribuidora: Warner Bros / Duración: 109 minutos / Calificación: apta para mayores de 16 años / Nuestra opinión: buena.

Tras el desastre artístico de Escuadrón suicida (2016), este spin-off resulta un salto de calidad dentro del universo DC Comics. No es que estemos ante una película demasiado sorprendente, pero la guionista Christina Hodson ( Bumblebee) y la directora Cathy Yan ( Dead Pigs) saben cómo explotar el concepto de unas chicas superpoderosas lideradas por Harley Quinn (Margot Robbie, en plan lúdico y seductor) contra antagonistas crueles y malvados, quienes desde los bajos fondos dominan a sangre y fuego Ciudad Gótica.

Trailer "Aves de presa"

02:13
Video

Ya separada de su novio, que no es otro que el Guasón, Harley Quinn terminará abrazando el lado bueno de la ley acompañada por las Aves de Presa para salvar a la joven Cassandra Cain (Ella Jay Brasco). Este festival de imágenes hiperviolentas con Harley dándoles en cada lucha cuerpo a cuerpo su merecido a los hombres deviene un típico relato de venganza que resulta una mezcla entre John Wick con algo de Kill Bill, el humor irónico (rompiendo incluso la cuarta pared) de Deadpool, el look y la estilización de Sucker Punch, de Zack Snyder, y un ritmo digno de los Looney Tunes.

Es muy valioso el aporte del director de fotografía Matthew Libatique ( Nace una estrella) para una película en la que muchas veces lo visual se termina imponiendo sobre la profundidad psicológica en una narración vertiginosa y estridente que los amantes del comic sabrán disfrutar. El resto, mejor abstenerse.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.