Psicodelia y ready made en la Feria del Libro

El crítico de música alemán Diedrich Diederichsen presentará su último libro este domingo 24 de abril en La Rural
(0)
20 de abril de 2011  • 15:48

Personas en loop, el anterior libro de Diedrich Diederichsen editado en Argentina, tuvo una gran recepción por parte de la crítica. Allí, el crítico alemán teorizaba segmentos del mundo pop con recursos filosóficos, ofreciendo categorías para la humanidad posmoderna tomadas de prácticas contemporáneas, como el loop, que sería un movimiento circular –ya no la vieja línea recta– en el que de la repetición nace la diferencia. Psicodelia y ready made, segundo y flamante libro de Diederichsen (1957) con edición local, reúne artículos que fueron publicados en diversos medios europeos. Algunos de sus temas son: la psicodelia como emancipación de objetos de su contexto sensible normal, y su coincidencia, en ese punto crítico, con el ready made (técnica nacida con un mingitorio expuesto en un museo); las ambivalencias del punk como límite de la contracultura; la relación entre pornografía y pop, las drogas en los 60 y ahora; y la presencia de la ciudad en la lírica pop, para mencionar tres casos donde avanzan la superfluidad y la liviandad de hipótesis.

D.D. despliega una amplia erudición pop, es lúcido y encuentra asociaciones y sentidos no evidentes de distintos cuerpos de la cultura, como cuando critica al minimalismo como estética del poder, a la figura del artista –creativo, sin jefe concreto– transmutada en el modelo del empresario libre. Son hallazgos de intervención contemporánea, pero propios de la derrota. De las raves, por ejemplo, dice que no querían terminar nunca porque bailaba allí la generación carente de utopía, de futuro. La utopía y la contracultura, declaradas muertas, son empero la vara fantasmal que explica y valora la mayoría de las piezas culturales que desfilan en Psicodelia y ready made, clasificadas ansiolíticamente entre izquierda y derecha.

Los textos sobre "culturas juveniles y diáspora" y "las generaciones" son ya insustanciales, tristes. Asume su derrotismo, pero sin siquiera desde la alegría potencial de lo germinable en tierra yerma; no se habla de la derrota: es la derrota hablando. D.D. repasa las herencias fallidas, pone precisión en sus historias. Ahora, el precisionismo se da afinando abstracciones. Acaso la famosa distancia crítica, sumada a la derrota histórica, potencie el deseo del escritor de demorarse en los efectos nominales de lo que investiga, en una pérdida de carnadura y elocuencia poética, de sentido en la enunciación. Y en el imperio técnico de los enunciados suele perderse de vista por qué importa el asunto del que se habla. Acaso por eso, en el prólogo abundan justificaciones del sentido que puede tener ponerse a repasar objetos y temas del siglo XX no tomándolos como ensayos sobre problemas que, de otro modo, hoy tenemos, sino como restos infecundos por carencia de horizonte utópico: la herencia del 69, el poder emancipador que supo tener la droga, o lo contestatario del punk. Una genealogía –cool– de lo no vivo.

Por Agustín J. Valle

Diedrich Diederichsen dialogará con Pablo Schanton en la Sala Victoria Ocampo de la 37 Feria Internacional del Libro, este domingo 24 de abril a las 18:30 hs.

Notas relacionadas

RS Libros: Julián Troksberg - La ruta hacia acá; bajate un capítulo en PDF | Repasá los Libros RS acá

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.