Reese Witherspoon y su marido, detenidos