Oscura e inquietante: Dafne Keen revela detalles de la segunda temporada de His Dark Materials

Dafne Keen en pleno rodaje de la segunda temporada de His Dark Materials
Dafne Keen en pleno rodaje de la segunda temporada de His Dark Materials Crédito: HBO_SimonRidgway
María Fernanda Mugica
(0)
16 de noviembre de 2020  • 00:35

"¿Quién es esa chica?". Eso se preguntó gran parte del público cuando vio a Dafne Keen en Logan. La actriz de 12 años impresionó con una interpretación a la altura de sus experimentados compañeros de elenco, Hugh Jackman y Patrick Stewart. No resulta extraño que un par de años más tarde, Dafne fuera elegida para el rol protagónico en una de las apuestas fuertes de HBO, His Dark Materials.

En la serie basada en las novelas fantásticas de Phillip Pullman, la joven interpreta a Lyra, una chica huérfana, criada por académicos en la Universidad de Oxford, que se embarca en una peligrosa aventura para encontrar a su amigo que se encuentra desaparecido. Así es como descubre una conspiración para secuestrar niños y se revelan secretos relacionados con su familia y su identidad. Todo esto sucede en una mundo paralelo al real, repleto de situaciones fantásticas, empezando por el hecho de que cada persona tiene un daemon, que es su alma corporeizada en un animal que lo acompaña toda su vida.

Trailer de His Dark Materials 2 - Fuente: HBO

01:17
Video

En la segunda temporada, que se estrena esta noche, a las 23, por HBO y HBO Go, Lyra tiene que lidiar con la pérdida de su amigo, las revelaciones acerca de su origen y con la responsabilidad que su habilidad única para leer el aletiómetro, un dispositivo similar a una brújula, que tiene las respuestas a todo lo que se le pregunte. Viajes a nuevos mundos, la investigación sobre la sustancia llamada "dust", un sinfín de peligros y varios personajes que la buscan (incluyendo a su madre, Mrs. Coulter, interpretada por Ruth Wilson y el aventurero Lee Scoresby, encarnado por Lin-Manuel Miranda), mantienen ocupada a la niña que, además, ahora tiene a un nuevo compañero de aventuras, un chico llamado Will, también proveniente de Oxford... Pero de la que existe en nuestra realidad.

"Nunca la vimos acompañada consistentemente por la misma persona -cuenta Dafne, en una entrevista con LA NACION, realizada por Zoom-. Eso está bueno. Por fin no está sola al cien por ciento. La vamos a ver un poco más pesimista, menos esperanzada. Siempre era una persona muy positiva y ahora la vida le metió un buen bofetón y se dio cuenta de que las cosas malas pasan. Entonces vamos a ver un lado más cuidadoso de ella, más miedoso, diría yo. Y en la segunda temporada vamos a ver más oscuridad, que está guay".

Como se puede notar en las palabras que elige, Dafne habla español de España. Aunque haya saltado a la fama con roles en perfecto inglés, la joven nació en Madrid y vive allí con sus padres, el actor británico Will Keen y la actriz y directora española María Fernández Ache. La pasión por la actuación es una cuestión de familia.

Keen junto a Hugh Jackman y Patrick Stewart, en una escena de la película Logan
Keen junto a Hugh Jackman y Patrick Stewart, en una escena de la película Logan Fuente: Archivo

"Mis padres son actores de teatro, más que de cine -dice la actriz, quien comenzó su carrera en la serie Refugiados-. Yo los he visto preparar papeles desde muy chica. Aparte de eso tengo a mi madre que me ayuda muchísimo con todo y ensayamos todas las noches. Siempre hacemos una labor de preparación, antes de la serie me leí todos los libros, y antes de Logan me leí todos los cómics, investigué y me tracé un arco del personaje para que no empiece y termine igual, sino que tuviera un viaje interior. Todas las noches cuando llego a casa de trabajar, ensayo, analizo la escena, encuentro lo que quiere el personaje, lo que está consiguiendo, por qué utiliza esa estrategia. Trabajo".

Además de ensayar con su madre, Dafne tiene de compañero de serie a su padre, que interpreta a uno de los principales sacerdotes del temible Magisterium, cuyo papel es fundamental en la nueva temporada. Más allá del trabajo diario con ambos, la joven los tiene como referentes y consultores.

"Recuerdo que en algunas de mis primeras audiciones me ponía muy nerviosa, porque ir a una audición es horrible -dice la actriz-. Es muy estresante, con gente juzgándote, porque vas para eso: que te digan si sos bueno o no. Me acuerdo que mi madre me dijo que cuanto más preparada vaya más segura voy a estar. Eso me ayudó muchísimo. Es verdad que si vas con las líneas medio aprendidas estás estresadísima, pensando en que vas a hacerlo mal. Pero si vas con el texto aprendido perfecto y ensayado, estás más relajada y consciente. He aprendido mucho de ver a mis padres, más que de sus consejos. Pero eso se me quedó grabado".

Las audiciones no son el único momento en el que una actriz o un actor están expuestos a las críticas. Lidiar con la mirada de los otros puede ser muy difícil; más aún siendo una adolescente.

"Mis padres desde pequeña me han dicho que siempre va a haber alguien a quien no le guste tu trabajo porque el arte es muy de gustos -dice Dafne-. Alguien puede ver un Picasso y pensar que es alucinante y a otro no le gusta. A lo mejor alguien ve mi actuación y le gusta y otro dice '¡qué estropicio!'. Soy consciente de que el arte es así y cada uno tiene su manera de interpretarlo. Entonces, lo que hacés es intentar no leer demasiadas críticas, hacer lo mejor que podés pero sin comerte la cabeza demasiado".

Aún consiente de esta filosofía, Dafne no pudo evitar sentir la presión que significa interpretar un personaje de una serie de libros que tiene muchos fanáticos. Algo que no le sucedió cuando trabajó en una de las películas más esperadas por los fans de X-Men y de las películas de superhéroes.

Trailer de la película Logan (2017)

02:41
Video

"En Logan, entre que era más pequeña y estaba con Hugh, tenía menos miedo -dice la actriz-. Porque él me reaseguraba todo el tiempo, decía 'estás genial'. Como él era el protagonista y el que llevaba 17 años haciéndolo, estaba muy seguro de que iba a ir bien, el director también y Patrick (Stewart) y todos los que estaban trabajando en la película. Así que pude estar más relajada. Pero en la serie, como no se habían hecho temporadas anteriores, se había hecho una película (La brújula dorada, de Chris Weitz), era la primera vez que cualquiera de nosotros trabajaba en este proyecto. Creo que todos pensábamos que iba a ir bien pero yo tenía bastante miedo. Primero porque la descripción física del personaje es completamente distinta a mí. He tenido comentarios de gente que dice que la actuación está muy bien pero que no me parezco al personaje. Yo era consciente de eso. A la hora de tener que adaptar una trilogía tan grande, que tiene tanto material, sentís que no vas a poder ser fiel en todo momento a las opiniones de todo el mundo. Ahí sí sentí la presión pero, como he dicho antes, tenés que hacer lo mejor que podés y después, una vez que está hecho, no pensar demasiado. Si hay algo que podés mejorar en la vez siguiente, lo hacés y ya está".

Jackman y el director James Mangold tenían razón al no preocuparse. Logan fue muy bien recibida por el público y la crítica. Y la reacción frente al trabajo de Dafne fue tan positiva que la sorprendió.

"Lo malo de ser artista es que sueles ser perfeccionista -dice la actriz-. Entonces uno siempre piensa que lo hiciste mal y ayuda que la gente te diga que no, que lo hiciste bien. Pero realmente fue un shock para mí porque pensé que lo había hecho bien, pero no tanto como para la reacción que me llegó. Decían: '¿Quién es esta niña?'. Y yo estaba en mi cuarto en Madrid pensando: 'Dios, ¿qué esta pasando?'. Pero tuve mucha suerte de tener una reacción tan positiva porque probablemente me hubiera marcado de forma muy negativa si hubiese tenido malas críticas. Hubiera sido muy traumático, creo".

Durante la entrevista queda claro que Dafne es una chica muy madura para sus quince años. Habla con seriedad sobre su trabajo y sus aspiraciones, aunque siempre con una sonrisa y un toque de ilusión típica de la edad. Para ella, estar en un rodaje todo el día rodeada de adultos es algo normal y con lo que se siente muy cómoda.

"Desde chica estoy muy acostumbrada a estar con adultos y creo que eso me ayudó a madurar bastante más rápido que algunas personas de mi edad", asegura la actriz
"Desde chica estoy muy acostumbrada a estar con adultos y creo que eso me ayudó a madurar bastante más rápido que algunas personas de mi edad", asegura la actriz

"Desde pequeña estuve con gente de mi edad por el colegio y por mis amigos, pero realmente me he pasado la vida en rodajes de mis padres y el teatro, siempre estuve con la gente del gremio -dice la actriz-. Así que desde chica estoy muy acostumbrada a estar con adultos y creo que eso me ayudó a madurar bastante más rápido que algunas personas de mi edad. Me doy cuenta de que hablo con ellos y, no es que yo sea más madura, pero tengo una forma distinta de pensar. Ahora que puedo elegir un poco estoy con gente que es más afín a mí, pero de pequeña lo pasé bastante mal en el colegio porque todo el mundo tenía intereses muy distintos a los míos. Yo era una niña de siete años que veía películas de Billy Wilder. Entonces la gente no me entendía para nada. Cuando llegaba a los rodajes y veía a todos haciendo estas cosas que para mí eran mi sueño, me encantaba. Me sentía más afín a un actor de 40 años que a un chico de mi edad".

Los gustos cinematográficos de la adolescente también son más amplios que los de la mayoría de los chicos de su edad. Durante la cuarentena, cuenta Dafne, la familia Keen-Fernández aprovechó para ver películas, pero no del tipo que se calificaría como familiar. "Tenemos una colección de DVDs inmensa entonces lo que hicimos fue ver todos los días una peli buena. Me encantó Bleu, de la saga de los tres colores (de Krzysztof Kieslowski), con Juliette Binoche, preciosa película. Vimos también Una mujer bajo influencia, de John Cassavetes, que es alucinante. Buenísimas esas mujeres alucinantes. ¡Sería un honor hacer un papel así!", se entusiasma la actriz.

La vocación de Dafne parece estar bien definida. Además de His Dark Materials, este año se estrenó en los Estados Unidos, Ana, una película que coprotagoniza junto con Andy García. Aunque ama la actuación, la adolescente no descarta tomar también otros rumbos artísticos, como una de las actrices que más admira.

"Me encanta Jodie Foster porque también hizo otras cosas aparte de actuar -dice, con entusiasmo-. Me encantaría probar todo porque, tal vez, me convierto en escritora y lo prefiero. Ella es tan brillante y no es de esas personas que fueron actores de niños y después desaparecieron en la adolescencia. Ella y Gena Rowlands son grandes referentes".

Keen reconoce a Jodie Foster y a Gena Rowlands como sus grandes referentes artísticos
Keen reconoce a Jodie Foster y a Gena Rowlands como sus grandes referentes artísticos

La transición de los niños actores a papeles adultos es complicada. Como bien señala Dafne, Jodie Foster es una de las pocas que pudo hacerla con éxito e incursionar en otros roles creativos dentro del cine. Este es el desafío que la actriz española-británica enfrentará en los próximos años, pero parece estar preparada para ello y contar con el apoyo familiar. Al fin y al cabo, la actuación corre por sus venas.

"Me encanta contar historias -dice la actriz-. Me encanta poder comunicar y ser otra persona durante el día, porque cuando estoy rodando básicamente soy el personaje todo el día. Me encanta el hecho de que el arte dramático se tiene que hacer siempre en equipo. No lo puedo hacer sola, necesito al director, a la producción, a todo el equipo. Todo el mundo tiene que trabajar junto, como si fuésemos todos parte de un mismo organismo, como en familia".

La segunda temporada de His Dark Materials estrena esta noche, a las 23, por HBO y HBO Go.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.