En Amazing Stories, cuentos asombrosos y moralejas algo efectistas

Victoria Pedretti en el episodio "The Cellar", el primero de esta serie antológica de terror y fantasía, inspirada por la película ochentosa de Steven Spielberg
Victoria Pedretti en el episodio "The Cellar", el primero de esta serie antológica de terror y fantasía, inspirada por la película ochentosa de Steven Spielberg
Paula Vázquez Prieto
(0)
18 de marzo de 2020  • 09:18

Amazing Stories (Estados Unidos/2020). Creadores: Adam Horowitz y Edward Kitsis. Elenco: Dylan O’Brien, Victoria Pedretti, Hailey Kilgore, Emyri Crutchfield, Micah Stock, Sasha Alexander. Disponible: Apple TV+. Nuestra opinión: buena.

Como en la era de los reboots ningún clásico es intocable, era de esperar que tarde o temprano llegara una nueva versión de aquellos Cuentos asombrosos que cultivaron la imaginación virginal de los adolescentes de los 80. Nuevamente producida por Steven Spielberg, este nuevo encuentro da cuenta también de los cambios operados en su figura. En aquellos años, el cineasta era uno de los herederos de la renovación del Nuevo Hollywood, un creador vital que resignificaba géneros populares desde una óptica lúdica y con cierta audacia; hoy es un productor que forma parte de la industria y vislumbra en el streaming un territorio atractivo para el desembarco de aquel viejo espíritu. En manos de los creadores Adam Horowitz y Edward Kitsis (Lost, Once Upon A Time) aquella aventura heredera de los seriales de los 60, un poco de terror y otro de fantástico, ha trocado en una combinatoria no siempre tan eficaz entre la narrativa adolescente y el peso de los géneros, con un plus de mensajes y enseñanzas.

El primer episodio, "The Cellar", es una historia de amor a través del tiempo. Afirmada en la química de sus protagonistas (Dylan O’Brien y Victoria Pedretti), funciona como una pequeña fábula, simpática y sin grandes ambiciones, que pone en juego lo fantástico a partir de las dimensiones humanas. Aquí, el tiempo juega como una bisagra atractiva para la perspectiva de los personajes en un mundo y otro, el de comienzos del siglo XX y el de la actualidad, tensando los tópicos de clásicos como La máquina del tiempo en una versión verosímil para los dilemas contemporáneos.

El segundo, "The Heat", no funciona del todo. Juega a los secretos de la series "mystery box" –la idea de guardar una revelación como núcleo del relato, que lo cambia o lo resignifica, a la Lost– pero su fuerza se diluye en la lábil narrativa. Dos amigas adolescentes, corredoras y habitantes de los suburbios, redescubren su vínculo a partir de una muerte inesperada. Todo el potencial que ofrecen las narrativas de fantasmas se aplana en una intentona de lección de vida y superación que se vuelve forzada y dramáticamente estéril.

Ese problema resulta un alerta para la serie, que no parece demasiado confiada en el espíritu del original pero tampoco tan audaz como para decidirse a desvirtuarlo. Como estructura de antología, la nueva Amazing Stories conseguirá más equilibrio en tanto se permita darle el peso justo a esos relatos de medianoche que nutrían la TV, algunos mejores que otros, con clisés y recursos previsibles, pero también con un placer por aquellas aventuras que alimentan las pesadillas, pero también los mejores sueños.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.