Si te gustó Los Soprano y House, te va a gustar...

Los Soprano
Los Soprano
Paula Vázquez Prieto
(0)
14 de diciembre de 2018  • 00:11

Si te gustó: Los Soprano (1999-2007)...

Los Soprano sigue siendo una de las series que marcaron el rumbo de la nueva televisión. Fue una de las grandes apuestas de la cadena HBO para consagrarse como uno de los popes de la TV paga y demostró que se podía contar una historia con aires de grandeza y maduras ideas de puesta en escena en las dimensiones de una pantalla hogareña. Además, los integrantes de la familia Soprano pusieron de moda a la mafia más de veinticinco años después del fenómeno de los Corleone de Coppola, la miraron con nuevos ojos, la sacaron del territorio del mito y la tragedia para revelar su costado mundano, casi patético. La mirada de David Chase y sus extraordinarios guionistas fue la clave para delinear ese universo convulso y divertido, habitado por sicarios y terapeutas, que terminó siendo origen de parodias y homenajes como parte de la cultura popular hasta hoy en día. Disponible en HBO Go.

Te va a gustar: Bad Blood (2018)

Bad Blood
Bad Blood

La serie creada por Simon Barry sobre la vida del capomafia de Montreal, Vito Rizzuto, es a Los Soprano lo que Buenos muchachos fue a El Padrino. Narrada en la primera persona de Declan (Kim Coates), el consiglieri barriobajero y de origen irlandés de Vito, cuenta el crecimiento del crimen organizado canadiense a comienzos de los 90, el encarcelamiento de Vito en los Estados Unidos por un crimen del pasado, y la nueva era de la mafia en tiempos de herederos y narcodólares. El acierto fue recrear ese tono que linda con lo paródico que eligió Scorsese para el retrato de su mafia sin glamour y poblada de una violencia absurda y disparatada. Ya en el primer episodio de Bad Blood, una masacre en un bar a golpe de bate recuerda la locura de Joe Pesci, cumbre de la estética scorsesiana. Sin tanta ambición y con cierta disparidad actoral (destacan Anthony LaPlaglia como Vito y el genial Paul Sorvino como su padre), Bad Blood se permite recorrer los tópicos de los clásicos con esa suciedad propia de las ligas menores. Disponible en Netflix .

Si te gustó: House (2004-2012)...

El inolvidable Dr. House
El inolvidable Dr. House

Cuando apareció House asistimos al ingenioso trasplante de los códigos del policial del enigma al territorio de la medicina, a través de los ojos del malhumorado genio al que le dio exquisita presencia el inglés Hugh Laurie. Siguiendo los pasos de un Sherlock Holmes de la práctica médica, su tarea consistía –episodio tras episodio- en descifrar síntomas como indicios de una investigación, haciendo del diagnóstico la clave de todo exitoso tratamiento. Esa lógica se convirtió en un juego de hipótesis, que House comandaba con tiranía y perspicacia entre sus aprendices y secretos admiradores. La llave del éxito no solo estuvo en la perfecta adecuación del procedimiento de la pesquisa a un género como el drama hospitalario, sino en el carisma y la personalidad de ese médico tan particular. Disponible en Amazon Prime Video .

Te va a gustar: The Sniffer (2013)

Al protagonista de The Sniffer no se le puede ocultar nada... o por lo menos eso dice él
Al protagonista de The Sniffer no se le puede ocultar nada... o por lo menos eso dice él

En una ciudad plástica y pensada como abstracto decorado, The Sniffer es casi un superhéroe. Su poder no es esa agudeza en el diagnóstico que tenía House, sino un sentido del olfato extraordinario, al que combina con un exhaustivo conocimiento químico que le permite descifrar proveniencia y detalles de todos los olores. Así puede descubrir que un terrorista lleva una bomba por el imperceptible aroma del explosivo, o dónde vive un francotirador por las fragancias que ha dejado su cuerpo antes del disparo. Seductor, malhumorado y con problemas familiares, The Sniffer vive en un lujoso piso convertido en laboratorio, maneja un auto vintage, y despliega con su compinche de la policía una dinámica propia de las buddy movies, llena de humor y contradicciones. Coproducida entre Rusia y Ucrania, la serie funciona de manera aceitada sobre la estructura del policial de enigma, sostiene el ritmo interno de cada episodio en el que se concentra cada caso, y delinea un personaje atractivo y convincente en su frase de cabecera: "Es imposible ocultarme algo". Habrá que creerle. Disponible en Netflix.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.