Streaming: High Fidelity es infiel a la novela por todas las razones correctas

Zoë Kravitz brilla como protagonista y productora de esta "reinvención" de la novela de Nick Hornby en una serie disponible aquí en StarzPlay
Zoë Kravitz brilla como protagonista y productora de esta "reinvención" de la novela de Nick Hornby en una serie disponible aquí en StarzPlay Crédito: Starzplay
Diego Batlle
(0)
10 de septiembre de 2020  • 16:25

High Fidelity (Estados Unidos/2020) Creadoras: Sarah Kucserka y Veronica West Elenco: Zoë Kravitz, Da'Vine Joy Randolph, David H. Holmes, Kingsley Ben-Adir y Jake Lacy Disponible en: StarzPlay Nuestra opinión: muy buena

En 1995 Nick Hornby publicó Alta fidelidad, novela sobre el dueño de una disquería en el barrio londinense de Camden llamado Rob Fleming. Cinco años más tarde, el inglés Stephen Frears filmó una película basada en aquel libro a partir de un guion coescrito por cuatro hombres, aunque ya ambientada en Chicago y con un protagonista estadounidense como John Cusack en el personaje rebautizado como Rob Gordon.

Trailer de High Fidelity - Fuente: STARZPLAY

01:20
Video

Pasaron ya un cuarto de siglo de aquel libro de culto y dos décadas de un film que terminó siendo un retrato de alcance generacional y High Fidelity volvió en formato de serie de diez episodios de media hora. Pero no se trata de un mero reciclaje sino de una audaz y muy lograda vuelta de tuerca: las showrunners son mujeres (las experimentadas Sarah Kucserka y Veronica West), la protagonista Robyn 'Rob' Brooks está a cargo de la ascendente actriz negra Zoë Kravitz y sus laderos en la disquería de vinilos en la Brooklyn contemporánea son un amigo gay, Simon (David H. Holmes), y una joven afroamericana, Cherise (la brillante comediante Da'Vine Joy Randolph).

La impronta feminista y la apuesta por la diversidad étnica y sexual es tan evidente que esta Alta fidelidad modelo 2020 poco tiene que ver con el espíritu eminentemente masculino de las dos citadas apuestas originales. Sin embargo (y aquí reside uno de los milagros), la serie sigue siendo muy fiel a la novela y la película: desde los ya míticos Top 5 sobre los más diversos temas hasta la encantadora neurosis de la protagonista, pasando por su caótica vida afectiva (la serie arranca cuando su novio Russell "Mac" McCormack interpretado por Kingsley Ben-Adir agarra las valijas y abandona el departamento que compartían) y -claro- por las múltiples y ricas referencias al universo de la música con un extraordinario soundtrack sonando cual rockola a todo momento.

Si los excelentes personajes secundarios de Simon y Cherise no hacen extrañar a Todd Louiso y Jack Black, es de todas formas Zoë Kravitz quien se pone la serie al hombro a fuerza de magnetismo, encanto y múltiples matices actorales. Como dato de color, ella es la hija del músico Lenny Kravitz y de Lisa Bonet, la joven Marie De Salle que aparecía cantando en vivo y actuando en el film de Frears. Las conexiones, referencias y guiños son múltiples.

Si en la película estrenada 20 años atrás había una participación especial de un rockero como Bruce Springsteen, ahora le toca a una mujer, la no menos mítica Debbie Harry, y el notable sexto episodio (cuando los personajes salen de Crown Heights y entra en escena una excéntrica y despechada artista millonaria de Manhattan interpretada por la gran Parker Posey que quiere regalarle la valiosa colección de discos perteneciente a su marido, que la engañado) está inspirado en una escena que quedó fuera del corte final de la película de Frears.

Así, entre "fidelidades" y "traiciones", se construyó una serie que -en medio de fuertes controversias públicas- no fue renovada por Hulu para una segunda temporada. A disfrutar, entonces, de estas cinco horas de una historia clásica y moderna, tragicómica y melómana, feminista, inteligente y decididamente feliz.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.