Zoë Kravitz, una actriz con padres famosos y protagonismo propio

Zoë Kravitz en los Golden Globes 2020
Zoë Kravitz en los Golden Globes 2020 Fuente: AFP
Natalia Trzenko
(0)
8 de septiembre de 2020  • 14:01

Al comenzar una carrera artística, el hecho de tener un padre famoso puede ser tanto una ventaja como una complicación: los contactos y la cercanía con el mundo del entretenimiento resultan en un acceso que no muchos tienen, pero al mismo tiempo la posibilidad de ser tomado en serio es baja. Especialmente si tu papá es una estrella de rock y tu mamá una de las actrices más bellas y fotografiadas de su generación. Sin embargo, después de unos cuantos años de carrera, precisamente esa combinación fue la que transformó a Zoë Kravitz, hija de Lenny y de Lisa Bonet, en la candidata perfecta para interpretar a Rob, el personaje principal de la nueva adaptación de High Fidelity.

Kravitz en High Fidelity, la serie que llega el jueves a StarzPlay
Kravitz en High Fidelity, la serie que llega el jueves a StarzPlay

La serie, que se estrena el jueves en StarzPlay toma la novela de Nick Hornby y la adaptación al cine que protagonizó John Cusack y dirigió Stephen Frears y construye un nuevo relato que tiene mucho de ambos pero que también es más que las sumas de sus partes. El primer cambio es evidente: ahora el dueño de la disquería de vinilos, melómano empedernido y fracasado en el amor, es una mujer. El cambio de género no es superficial ni oportunista, sino que se trata de un nuevo punto de vista que construye una historia de música, amor y nostalgia imperdible.

Si la nueva versión funciona como lo hace es en gran medida gracias a Kravitz, quien además de protagonizarla es una de sus productoras, escribió uno de los diez episodios de la serie y consiguió que su amigo Quest Love, talentoso músico fundador de la banda The Roots, fuera el encargado de producir la música que se escucha en la ficción. Tanto compromiso y la convicción de que era el papel que más se le parecía no solo rindieron sus frutos en la pantalla sino que también explican las declaraciones de Kravitz, cuando el mes pasado Hulu anunció no renovaría la serie para una segunda temporada.

"Quiero mandarle un saludo a mi familia #highfidelity. Gracias por todo el amor y el corazón que pusieron en el programa. Los admiro a todos. Y gracias a todos los que vieron, amaron y bancaron. #separarseapesta", escribió la actriz en Instagram que ante los comentarios de sus seguidores lamentando la cancelación aprovechó para dejar claro lo que piensa: "Está bien. Por lo menos en Hulu hay un montón de programas protagonizados por mujeres de color. Oh, esperen", comentó con ironía.

Big Little Lies
Big Little Lies

Su desilusión es comprensible: después de todo, Rob y High Fidelity fueron el punto de quiebre para su carrera. Gracias a ellos, la industria se convenció de que estaba lista para ser protagonista. Curiosamente fue la TV, primero con su papel en Big Little Lies y luego en esta serie, la que le dio el empujón que necesitaba.

Durante muchos años Kravitz trabajó en películas grandes interpretando personajes chicos, y en películas chicas interpretando papeles algo más grandes. Estuvo en X-Men: Primera generación, en la saga Divergente y en Mad Max: furia en el camino. "Como actriz uno hace películas, algunas buenas y otras malas. Tenés que aprender a soltar. Pero con este proyecto realmente sentimos que pusimos sangre, sudor, lágrimas y mucho de nuestro tiempo en ella y si no era buena me hubiera destruido. Fue una de las cosas más difíciles que hice en mi vida, pero valió la pena y lo haría de nuevo si George me lo pidiera", contó la actriz en un extenso reportaje de The New York Times sobre la realización de la ficción apocalíptica de George Miller, un rodaje que duró nueve meses y tuvo considerables problemas que incluyeron catástrofes climáticas y los conflictos de Tom Hardy y Charlize Theron con el director y entre ellos.

Trailer del nuevo Batman

02:30
Video

A aquella experiencia se sumaron muchos proyectos de cine independiente, una nueva saga taquillera, Animales fantásticos y dónde encontrarlos, y, curiosamente un trabajo como actriz de voz en la versión original en inglés de Lego Batman: la película, el film animado en el que interpretó a Gatúbela, unos tres años antes de haber sido elegida para encarnar al mismo personaje-aunque con una lógica nueva mirada-, en The Batman junto a Robert Pattinson.

Zoë Kravitz con su padre Lenny y su madre Lisa Bonet
Zoë Kravitz con su padre Lenny y su madre Lisa Bonet Crédito: Byron Purvis/AdMedia/Sipa USA

Antes de la misteriosa Selina Kyle -y su felino alter ego- que interpretará en el film de Matt Reeves, Kravitz fue la misteriosa y opaca Bonnie, la profesora de yoga con más de un secreto bajo la manga en el mundo repleto de secretos de Big Little Lies, la serie que consiguió su primera nominación a los premios del sindicato de actores junto a sus compañeras de elenco y grupo de actrices superpoderosas como Reese Witherspoon, Nicole Kidman y Shailene Woodley y Meryl Streep, de quienes la actriz de 31 años parece haber aprendido las lecciones suficientes para transformarse en la protagonista de la historia.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.