Watchmen: un modelo para armar a medida de los fans

Marcelo Stiletano
(0)
26 de octubre de 2019  

(EE.UU./2019) / Creador: Damon Lindelof / Elenco: Regina King, Don Johnson, Tim Blake Nelson, Yahya Abdul-Mateen II / Disponible en: HBO Go / Nuestra opinión: buena

El comienzo de Watchmen puede haber sido un motivo de celebración entusiasta para los fans de una de las pocas series que merecen de verdad ser calificadas como "de culto", pero a la vez abre una enorme ventana hacia el desconcierto entre quienes no están familiarizados con el relato original y, a la vez, con el gusto por los enigmas a veces ininteligibles con los que disfruta jugar Damon Lindelof.

Fuente: LA NACION

La serie parece pedirnos a gritos esperar hasta el tercero o el cuarto episodio para descifrar algunos de los laberínticos acertijos planteados en los 60 minutos iniciales, lo único que hemos visto hasta ahora. Lo que sabemos es que (como sugería el original) estamos en un escenario alternativo en términos históricos de lo que es Estados Unidos, ahora bajo la presidencia de Robert Redford. Pero en esta curiosa distopía que transcurre en pleno 2019 aparece un punto en común con la realidad, acentuado desde la introducción misma del relato: el conflicto racial y la lucha de grupos supremacistas blancos por imponer su mirada, una conducta que remite a los hechos ocurridos en Tulsa, Oklahoma (ciudad en la que transcurre la acción) desde la década de 1920.

Pasado y presente se conectan a través de la figura de un anciano de extraordinaria memoria (Louis Gossett, Jr.) y la aparición de Angela Abar (Regina King), que detrás de la amable máscara de pastelera esconde su real identidad, la de vigilante nocturna enmascarada. En el medio aparecen otras preguntas sin respuesta, entre ellas, por qué los policías (que también ocultan sus rostros) necesitan complejas autorizaciones para usar sus armas, qué lleva a hacer lo que hace al jefe de todos esos uniformados (Don Johnson) y cuál es el papel de un acaudalado noble inglés (Jeremy Irons) que irrumpe en la trama de modo inesperado y extravagante.

Los fans del cómic original aguardarán fascinados el devenir de la historia. Quienes descubren por primera vez a través de esta serie el mundo Watchmen deberán esperar ayudas adicionales y pistas concretas para descifrar el rompecabezas armado por Lindelof, expuesto a través de potentes imágenes.

Hasta ahora no hay otra cosa que un modelo para armar que se carga de énfasis cuando identifica a Estados Unidos con una sociedad racista y que nos sugiere sobre todo que para entender el significado de un superhéroe primero hay que deconstruirlo por completo. Todo Watchmen es un modelo para armar envuelto en teorías conspirativas y, por ahora, bastante desconcertante.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.