ShowMatch, entre el final de un ciclo insólito y una opción de hierro para 2019

Tinelli, anteanoche, con los finalistas del "Bailando 2018"
Tinelli, anteanoche, con los finalistas del "Bailando 2018" Crédito: Eltrece
Marcelo Stiletano
(0)
23 de diciembre de 2018  

Marcelo Tinelli lo hizo de vuelta. Acaba de demostrar de nuevo que es, de lejos, el mejor tiempista de la televisión argentina. Con ese atributo parece haber logrado algo que parecía imposible: despedirse del aire hasta el año que viene con aire triunfal después de una temporada insólita por donde se la mire. Primero, desde la brevedad. Arrancó el 3 de septiembre y culminó en la madrugada de ayer con un asombroso registro en las mediciones de audiencia: casi 17 puntos de rating a la 1.20 del viernes 21, una cifra que superó con amplitud las expectativas que el propio conductor se había fijado antes de regresar a la TV . Segundo, desde el contexto. Casi todas las evaluaciones que se hicieron de la temporada 29 de ShowMatch apelaron como punto de partida a la idea del Tinelli derrotado, corriendo de atrás al tanque del momento (la exitosa tira de Telefe 100 días para enamorarse ) sin lograr en ningún momento ponerse a la par en los números de audiencia.

Fruto de un cálculo muy elaborado o resultado de ese componente azaroso que tantas veces supo colocar a su favor, la decisión de cerrar el ShowMatch 2018 con posterioridad al último episodio de 100 días... fue determinante para la suerte de Tinelli. Sin rivales a la vista sacó el máximo provecho de lo que podía ofrecer el mediático cierre de su competencia danzante y, al mismo tiempo, instaló con fuerza el protagonismo que tendrá su regreso en 2019, año en el que ShowMatch festejará tres décadas consecutivas en el aire. Tan seguro está que antes de la despedida confirmó hasta la fecha exacta de la apertura del ciclo 2019, con Adrián Suar y la plana mayor artística de Eltrece legitimando a pocos metros ese anuncio. El jubileo comenzará el 8 de abril.

Como si ya empezara a ensayar los movimientos que exige la evolución de una carrera política (su próximo paso, todavía sin una instancia definida de arranque), Tinelli dejó en claro con sus movimientos la importancia de tomar la iniciativa. Además de transmitir de entrada certezas para 2019 mostró con un gesto su intención de arrancar una temporada clave sin un incómodo peso sobre sus espaldas. Como lo había hecho al aire pocas horas después de la gravísima denuncia por violación de Thelma Fardin contra Juan Darthés , volvió en la emisión final a respaldarse en Jimena Barón (finalista del "Bailando...") y Florencia Peña (jurado) para involucrarse en el cambio de época abierto por el manifiesto de Actrices Argentinas.

"Este cambio que estamos viviendo todos, o por lo menos nosotros, que venimos de una generación diferente, donde por ahí en algún momento hicimos un montón de cosas que hoy no haríamos jamás, la verdad que nos hace aprender y ser mejores personas", dijo anteanoche. Sin alusiones expresas, dio a entender que nunca más volverá a utilizar como fórmula "humorística" aquellas "cámaras cómplices" que terminaban con mujeres humilladas en medio de desagradables escenas de exhibicionismo. Se trata de episodios ocurridos una década atrás, festejados y muy poco cuestionados en su momento, que las redes sociales se encargaron en los últimos días de rescatar y poner en su lugar.

Confiado en su estrategia, Tinelli se siente seguro y, lo más importante, transmite esa convicción a todo el cuerpo televisivo al término de un año en el que casi todos lo veían derrotado. Pero quizá deba cumplir un par de pasos más para que esa sensación resulte plena.

Primero, revisar con algún detalle los episodios de la gira del elenco de Patito feo por América Central en 2009, momento en el que se produjo el hecho denunciado por Fardin. El caso es demasiado grave como para que se deslinden tan rápido las responsabilidades alrededor de un programa de Ideas del Sur, por entonces bajo el control pleno de Tinelli como cabeza visible de esa productora. Y segundo, entregar alguna señal de que 2019 podría ser, por fin, el año en el que ShowMatch se convierta en el gran show que la TV abierta argentina todavía no se anima a hacer.

El trigésimo aniversario de ShowMatch puede quedar en la historia como un programa con brillo artístico propio o funcionar como mera antología de sus constantes escándalos mediatizados por el baile. Marcelo Tinelli se enfrenta aquí a una opción de hierro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.