Teatro a futuro: las salas apuestan su supervivencia al día después de la cuarentena

Timbre 4, la fábrica de ficción de Boedo
Timbre 4, la fábrica de ficción de Boedo Crédito: Laura Mastrocello
Alejandro Cruz
(0)
5 de abril de 2020  • 18:28

En estos días, restaurantes y bares lanzaron campañas con ofertas para "pagar ahora, recibir después de la cuarentena" como manera de sostener los costos fijos y consumir cuando las medidas de prevención contra el coronavirus no sean tan estrictas. En lo que hace al sector teatral, el primero que tomó una medida de este tipo fue Sebastián Blutrach, gestor del teatro El Picadero. En la web de su teatro ofrece al público de la sala una entrada a futuro para cualquier espectáculo de su programación por un valor de 500 pesos. Las entradas se compran a través de www.plateanet.com y se podrán canjear en boletería para cualquier montaje –independientemente del valor del ticket en ese momento– sólo sujeto a la disponibilidad de la sala.

En la escena alternativa, este tipo de propuesta, que ya se aplica en diferentes teatros del mundo desde el viernes, lo hizo suyo la sala Timbre 4. Lo llamaron "Barra libre teatral" y en carta a sus espectadores fieles dicen: "Como se imaginarán, estos tiempos nos encuentran guardados, cuidándonos y cuidando a todos. Decidimos compartir con ustedes nuestras obras grabadas y otras experiencias en vivo que intentan continuar el diálogo que tanto necesitamos y cuidamos durante estos años, a sabiendas que nuestro trabajo se fundamenta en el encuentro". Pensando en el día después lanzaron diferentes abonos que tendrán validez para cuando se reinicie la actividad. Los hay de 2000 pesos, que permiten ver íntegra la programación de la sala durante los primeros dos meses después de la cuarentena; uno anual, por 5000 pesos, para presenciar espectáculos durante el resto de la temporada 2020 y un tercer aporte, de 10.000 pesos, que incluye encuentros exclusivos con los artistas y acceso a todos los preestrenos de esta sala fundada por Claudio Tolcachir.

"Estamos pensando en el después, cuando se abran las puertas y los actores y actrices, espectadores, técnicos, acomodadores y todos los que vivimos por, para y del teatro podamos encontrarnos por fin en esa ceremonia única que tanto amamos y nos da la vida", culmina la carta que enviaron a su gente. En la página de la sala figuran todos los detalles de esta gran barata escénica.

Durante el fin de semana fueron varios lo que aprovecharon esta oferta solidaria. Ya se vendieron diez bonos de 2000 pesos y hasta hubo venta del pase VIP. Como varios sugirieron propuestas de menor costo, en Timbre 4 están pensando largar un bono por una obra a 500 pesos y otros a 800 para ver dos montajes. Mientras tanto, la oferta de obras online con un sistema de venta a la gorra virtual se fue afianzando a lo largo de la cuarentena.

La omisión de la familia Coleman, la obra icónica de la sala
La omisión de la familia Coleman, la obra icónica de la sala

La historia de esta sala conoce de transformaciones, de crisis macroeconómicas, de expansiones de su propio espacio, de fracasos y de éxitos teatrales. Es cierto que ninguno de esos hechos han tenido la magnitud actual en la que el encuentro en vivo, constitutivo de la experiencia escénica, está prohibido. La historia de Timbre 4 se inició el 11 de mayo de 2001 en el último departamento ubicado al final de un largo pasillo, en el corazón de Boedo, que se transformó en teatro. Un vecino de adelante decía que allí se ejercía la prostitución y otros tantos males. Sin embargo, puertas adentro, se estaba dando La omisión de la familia Coleman , el espectáculo icónico de la sala que ha pasado por infinidad de festivales internacionales. La casa/teatro de Tolcachir fue quedando chica y así fue como los integrantes de la cooperativa Timbre 4 comenzaron a buscar un terreno para ampliarse. En 2010 sumaron 600 metros cuadrados de un gran depósito al que se accede por la calle México casi Boedo. Allí esta verdadera fábrica de ficción de la escena independiente extendió su oferta. La misma que, como tantos otros espacios culturales independientes, atraviesan momentos de una extrema zozobra. En ese contexto nació "Barra libre teatral".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.