Argentina, tierra de amor y venganza: con un beso a Sagasti, Lucía le cierra la puerta a su amor por Bruno

Lucía decide dar un paso al costado en su relación con Bruno y jugarse por su incipiente romance con Sagasti, su jefe
Lucía decide dar un paso al costado en su relación con Bruno y jugarse por su incipiente romance con Sagasti, su jefe
(0)
20 de noviembre de 2019  • 01:28

Argentina, tierra de amor y venganza va alcanzando momentos decisivos. Y cuando todos esperaban que la accidentada historia entre Lucía (Delfina Chaves) y Bruno (Albert Baró) se encaminara a un final feliz, todo indica que la pareja se encuentra cada vez más lejos de ese esperado epílogo.

En el capítulo del martes, la joven periodista ha dado un paso que parece cerrar nuevamente y de manera definitiva la puerta al amor que siente -o alguna vez sintió- por el muchacho español. Tras la escena de celos que le montó en el teatro al verla acompañada por Sagasti (Joaquín Berthold) y luego llamarla por teléfono para cuestionarla, Bruno decidió pedirle perdón a Lucía. "He querido disculparme, mi comportamiento de anoche fue pésimo. He sido grosero y maleducado, debe ser el whisky. Me muero de vergüenza por lo de anoche y lo de estos días", señaló.

"Dijimos un montón de cosas bajo los efectos del whisky, pero las pensamos", acotó ella. "Sé que usted no piensa que soy un cobarde", apuntó entonces él. "Sí lo pienso, nuestra historia está repleta de momentos de cobardía. Yo no fui lo suficientemente inteligente para darme cuenta de cómo eran las cosas y usted no supo decirme la verdad. Nos amamos muchísimo, pero a destiempo. Y por más de que nos celemos y peleemos, creo que hay que admitir que nuestra historia de amor se terminó. Esa Lucía y ese Bruno ya no existen más", sentenció ella, antes de aclararle que se estaban despidiendo.

Muy dolorido, Bruno acudió a Francesca (Malena Sánchez) para confesarse. "Me puse celoso de Lucía, me porté como un niño con ella. Te lo reconozco, tú me has pedido mil veces que no te oculte nada y es verdad. Sentí celos de Lucía y no me siento nada orgulloso de lo que hice. Pedro nos unirá para siempre, pero lo nuestro como pareja ya terminó", le aseguró a su novia, antes de pedirle que ponga fecha a su boda.

Lucía, en tanto, hizo lo propio con Sagasti: "Quiero pedirle disculpas por lo de anoche. Fue bochornoso. Nosotros teníamos planeada una cita hermosa, y en el medio apareció Bruno y el whisky y se tornó todo muy raro. No le voy a negar que mi relación con Bruno no está del todo cerrada", admitió, generando desconcierto en su jefe, que no comprende si lo que le están pidiendo es distancia.

"Yo no quiero que usted dé un paso al costado, no quiero que mi vida quede frenada en esa historia que pudo ser. Quiero avanzar, no quiero perderme de nada. No quiero más ataduras ni compromisos. Quiero estudiar, trabajar, vivir, amar. Sin culpas. No quiero quedarme con las ganas de nada, quiero darle ese beso que nos íbamos a dar anoche y no nos dimos", explicó Lucía antes de recibir el beso de su enamorado.

Por otro lado, Torcuato sigue dispuesto a todo para vengarse de quienes lo traicionaron, por eso, decide secuestrar a Malek (Franco Quercia). Su plan es presionar a Ali (Ariel Pérez de María) para que siga trabajando para él.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.