Claribel Medina, a corazón abierto: "Con mi adicción, perdí la confianza de mis hijas"

La actriz se refirió a cómo el alcohol se convirtió en un impedimento para relacionarse con su familia
La actriz se refirió a cómo el alcohol se convirtió en un impedimento para relacionarse con su familia Fuente: Archivo
(0)
19 de junio de 2019  • 20:08

El sábado, durante su paso por PH - Podemos Hablar, Claribel Medina confesó su adicción al alcohol y contó que tuvo que buscar ayuda en Alcohólicos Anónimos para poder superar sus crisis. Ese valiente testimonio le valió el apoyo de sus seguidores en las redes sociales, y también de su hija Agostina, que hizo un video para apoyarla públicamente.

Agostina Alarcón, la hija de Claribel Medina, grabó un video para manifestarle su apoyo

09:53
Video

Esta tarde, madre e hija visitaron a Moria Casán en Incorrectas, para contar su experiencia, explicar cómo fortalecieron su vínculo y consiguieron salieron adelante en los momentos de adversidad. Entre lágrimas, sonrisas y pañuelos de papel, la actriz contó: "Me pregunté muchas veces si me equivoqué en decirlo. Pero era una mochila que tenía que sacarme de encima, y una manera de agradecer y de decir que si uno tiene un problema, debe buscar ayuda. Yo lo negué durante muchos años y eso provocó un quiebre en la relación con mi hija".

La lucha de Claribel Medina contra su adicción al alcohol - Fuente: Telefe

05:06
Video

Agostina explicó cómo se sentía en ese momento de su vida: "Es difícil ver que tu mamá está mal, querés que salga de ese lugar y te dice que sí, pero vuelve. También necesitaba un respiro y me fui de casa, a vivir con mi papa, a mis 18 años. Sentía que era la mamá de mi mamá, y nos hablábamos con dureza y distancia. Volví a confiar en mi mamá el año pasado. Hoy me toca hablar a mí de mi mamá, pero hay muchas personas siendo criticadas. Hice el video porque necesitaba descargarme".

Claribel mostró una cicatriz que tiene en el brazo y contó que es una marca que le dejó su adicción. "Amo las plantas y me daba por cuidarlas en esa soledad y angustia que sentía. Un día vi que una plantita se estaba muriendo, estaba en una maceta de vidrio, la saqué, se rompió y me cortó el brazo. Agostina estaba en su habitación, le pedí ayuda y fuimos al hospital. Recuerdo que antes de desmayarme le dije al médico que no me dejara morir porque tenía dos hijas en la facultad y todavía me necesitaban", explicó la actriz, todavía llorando.

Durante la emotiva entrevista, Claribel contó que el detonante de su adicción fue, posiblemente, la muerte de su padre, en Puerto Rico. "Acepté un proyecto de trabajo a pesar de que sentía que tenía que viajar a ver a mi padre. Pero en un momento mejoró y me quedé aquí. Por suerte pude ir justo el día de su muerte y cuando me vio me dijo: 'Llegaste, Clari'. Y le canté una canción y murió. Estuve muchos años lejos de él y no lo acompañé en su enfermedad. Es un vacío que no llenás. Y que llenás con una copa de vino, para relajarte, reírte. Un día me di cuenta que necesitaba una copa de vino cuando terminaba mi show, y después otra y otra. Uno busca excusas para tapar el fondo de la enfermedad. Y esa excusa puede ser cualquier cosa", dijo, mientras apretaba fuerte la mano de su hija.

"Con mi adicción perdí la confianza de mis hijas, pero pude recuperarla con mucha paciencia. Me ayudaron mucho en los grupos, a los que pude ir luego de cruzar la barrera del prejuicio y la vergüenza", explicó. Y madre e hija terminaron la entrevista con un fuerte abrazo, y secándose las lágrimas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.