Connie Ansaldi contó cómo la dura historia de vida de su abuela forjó su espíritu resiliente

Connie Ansaldi contó cómo la historia de su abuela forjó su espíritu resiliente
Connie Ansaldi contó cómo la historia de su abuela forjó su espíritu resiliente Crédito: Instagram
(0)
30 de marzo de 2020  • 16:21

"Mi abuela estuvo tres años en un pozo sin bañarse y casi sin comida" , contó Connie Ansaldi en respuesta a la gente que se queja de la cuarentena obligatoria impuesta por el Gobierno nacional para frenar el avance de los contagios de coronavirus en el país. "Para mí no es ajena su historia porque crecí escuchándola. Siempre me llamó la atención que jamás la escuché decir nada con resentimiento o que no sea desde el amor", dijo.

La panelista, en diálogo con Hay que ver , volvió a recordar la historia de su abuela, que sobrevivió al Holocausto. "Su historia es igual a la de Ana Frank, con la diferencia que mis abuelos y las otras tres personas que estaban en el pozo pudieron aguantar sin que los encontraran. Estuvieron tres años en un pozo que no tenía nada. Mis abuelos, que antes habían estado dos años en un gueto, llegaron a la casa de un matrimonio polaco, escondiéndose entre los matorrales. Preguntaron si podían quedarse por una noche. En ese entonces, si refugiabas a judíos, te mataban y no solo a esa familia sino también cien metros a la derecha y cien a la izquierda, porque los consideraban cómplices", explicó.

"Esta familia los dejó pasar, mi abuelo le pidió dos horas y le dijo que iba a construir un escondite y que si ellos no los encontraban, entonces se podrían quedar. Y así fue. Hizo un pozo de un metro de altura por dos de diámetro y ahí se escondieron los cinco, abajo del granero donde estaban los animales, y lo tapó con tablas y paja. Cuando llegó, el dueño de casa no los encontró y creyó que se habían ido. Mi abuelo le gritó desde el pozo y el hombre los dejó quedarse", continuó.

Ansaldi contó también cómo la dura historia de vida sus abuelos la convirtió en una persona resiliente: "Enfrentar adversidades está en mi ADN y en mi educación. Eso te da fortaleza para determinadas cosas. Quiero rescatar que nos educaron sin nada de resentimiento. A mis abuelos les mataron a su familia, a sus amigos y solo sobrevivieron ellos, así que cargaron con ese duelo. La mayoría de los sobrevivientes del Holocausto hablan desde el amor. Son especiales porque no muchos pueden pasan por algo así y viven para contarlo. Y son fuertes en situaciones extremas. A lo único que mi abuela le tiene miedo es a los truenos, porque para ella son bombas".

Con mucha admiración, la panelista continuó hablando de su abuela. "Cuando terminó la guerra no tenía casa, no tenía familia, no estaba nadie de quienes habían conocido y no tenían dónde volver. No tenían fuerza, no se habían bañado en tres años, estaban mal alimentados. Mi abuela tenía 18 años y después todos se fueron caminando de Polonia a Italia. De hecho mi mamá nació en Cremona, en Italia. Mi abuelo murió hace 10 años, y era muy inteligente, todo un personaje. Después de su muerte, nos enteramos que su hermano, que él creía muerto en Rusia, vivió toda su vida en Ucrania. Mi abuelo y su hermano murieron con un año de diferencia, creyendo que el otro estaba muerto. La familia del hermano de mi abuelo nos encontró por Facebook hace algunos años", aseguró frente a la sorpresa de los conductores y panelistas del ciclo de Elnueve.

Finalmente, Ansaldi contó que sus abuelos tuvieron mucho que ver con su crianza: "Mi mamá trabajaba y yo me quedaba en la casa de mis abuelos. De ella heredé la fortaleza. Soy una mujer fuerte y no me hago problemas por cosas que no son importantes. No me da miedo que me vaya mal porque sé que mientras esté viva tengo la posibilidad de empezar algo de cero".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.