El dramático relato de María Valenzuela sobre el ACV que sufrió su hija Malena

María Valenzuela recordó el momento en el que su hija Malena sufrió un ACV - Fuente: Telefe

07:18
Video
(0)
23 de junio de 2019  • 10:24

En el programa de Andy Kusnetzoff, PH: Podemos Hablar , emitido por la pantalla de Telefe, se generan momentos muy emotivos cuando los invitados comparten anécdotas que marcaron sus vidas. Anoche, María Valenzuela "pasó al frente" cuando el conductor preguntó si alguno de los presentes "le había pedido ayuda a Dios".

La actriz contó que lo hizo en 2003, cuando su hija Malena - fruto de su relación con "Pichuqui" Mendizabal - sufrió un ACV, y brindó detalles sobre el fatídico día, en el que ella se encontraba mirando una película. Su hija se desmayó y, si bien Valenzuela creyó que estaba relacionado a un golpe de calor, luego notó que era otro el panorama. "La llevé a mi cuarto con aire acondicionado, pero no reaccionaba. Vomitó y se acostó encima del vómito. Ella tenía el cabello por la cintura, que era lo que más adoraba, y eso fue lo que me dio el pensamiento de que algo malo estaba pasando, porque ella jamás se acostaría sobre su pelo. Eso me detonó".

Después de lo que viví, todo lo demás pasa a un quinto plano
María Valenzuela

Cuando ingresó al sanatorio, "en un día de lluvia torrencial", la actriz contó que el neurólogo le dijo "Quédese tranquila porque neurológicamente no tiene nada". Ante la mirada atónita de Andy, Valenzuela agregó que todavía está buscando a ese profesional. Posteriormente, cuando a Malena le detectaron una mancha en el cerebro, María se quebró. "Ahí me desplomé, me caí. Lo llamé a Pablo Culell para decirle que no iba a grabar porque tenía que estar con mi hija en el sanatorio". Recordemos que entonces la actriz protagonizaba el gran éxito televisivo, Costumbres argentinas.

Mientras su hija se encontraba internada, Valenzuela hizo todo lo que estuvo a su alcance para que se recupere. "Le hice un santuario atrás de la cama. Yo anotaba, hacía dibujitos de cómo eran los aparatos, anotaba todo lo que le inyectaban, veía con qué canciones reaccionaba o movía una mano, un dedo o algo. Tenía la fe y la esperanza por el Señor Supremo, por la ciencia, por todas las cadenas de oraciones que han llegado de todo el país y de todos lados de que se iba a despertar", recordó.

Malena, junto a su madre, en 2016, cuando la actriz se internó por decisión propia para tratar un cuadro de depresión
Malena, junto a su madre, en 2016, cuando la actriz se internó por decisión propia para tratar un cuadro de depresión Crédito: Revista Caras

Asimismo, María aludió a cómo un médico le dijo que su hija estaba con "uno y medio de posibilidades de vivir", a lo que ella le respondió. "'¿Usted me quiere decir que mi hija se va a morir?'". Valenzuela contó que la conversación "quedó ahí", pero que ella siempre "siguió accionando", incluso en la etapa de rehabilitación, donde "Malena era como un bebé". Cuando Kusnetzoff le preguntó qué tomó como aprendizaje de esa etapa, la actriz fue muy directa. "Qué c... me voy a preocupar después de lo que viví, todo lo demás pasa a un quinto plano".

Malena también estuvo muy presente en la vida de su madre, cuando ella decidió internarse en una clínica para tratar un cuadro de depresión en 2016. Recientemente, Valenzuela contó que el aceite de cannabis la ayuda mucho.

"Me hace muy bien, me estabiliza, no tengo problemas en la cintura, ni dolores. Yo creo que habría que despenalizar el uso de la marihuana porque cada uno puede hacer lo que quiera sin molestar a nadie (...) y también voy al médico para obligar a Malena, vamos juntas", declaró.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.