Los nuevos magazines de la TV Pública brillan sólo por sus escenografías coloridas

Gastón Recondo y Juliana Gattas
Gastón Recondo y Juliana Gattas
En su debut, los nuevos magazines del canal mostraron algunas debilidades
Ricardo Marín
(0)
19 de abril de 2016  • 16:21

Ayer empezaron a verse las nuevas propuestas de la TV Pública Argentina. Así como se lanzaron las nuevas versiones de los noticieros, también se conocieron dos nuevos magazines –uno para la mañana y otro para la tarde–, la docuficción Derecho al arte y la telenovela colombiana Celia, basada en la vida de la cantante cubana Celia Cruz.

Los resultados de rating no demostraron cambios ante la novedad. La primera edición del noticiero (a las 7) midió 0.6 puntos, la del mediodía (a las 13) marcó 0.7, el noticiero de cierre (a las 23), midió 0.7 puntos. y la edición central de las 20 fue lo más visto del día para la emisora, con un promedio de 1.9 puntos. De todas maneras, incluso ese noticiero quedó muy lejos de lo que midieron las propuestas del género en los otros canales de aire.

A los magazines no les fue mucho mejor: se ubicaron últimos en su franja horaria. El de la mañana, Pura vida cada día, que conducen Karina Mazzoco y Adrián Cormillot, con Julián Weich como invitado, promedió 0,8 puntos y el de la tarde, ¡Tomate la tarde!, con Gastón Recondo y Juliana Gattas, con Soledad Pastorutti de visita, consiguió un promedio de 1,6 puntos.

Más tarde, la buena propuesta de Derecho al arte, protagonizada por Agustín Scalise, consiguió 0,6 puntos y la tira Celia, con 1,8 puntos, quedó segundo entre los más vistos del canal en la jornada.

Video

Criterios disímiles

Los dos magazines del canal público se desarrollan en una escenografía muy alegre y colorida, con mobiliario moderno y una disposición que permite un uso modular del espacio de acuerdo los contenidos, pero que por momentos su desmesurada amplitud provoca la sensación de que el programa se desarrolla en un estudio abandonado.

La propuesta de la mañana, Pura vida cada día, tiene en la idoneidad profesional de sus conductores y columnistas su fuerte. Karina Mazzoco hace gala de su experiencia en el género y se complementa bien con Adrián Cormillot para conseguir animar con dinamismo y gracia el programa. Los columnistas demuestran competencia: Ana Meitman informa con claridad de lo que ocurre en la actualidad, Analía Rivas recorta con muy bien criterio la información para configurar un panorama acertado de lo que ocurre en espectáculos, Germán Bergman hace lo suyo con las noticias deportivas y Mariana Carvajal realiza un buen aporte con las cuestiones de violencia de género.

Sin embargo, la estructura del programa crea un resultado más cercano a una propuesta radial que televisiva. No alcanza el movimiento de los protagonistas por distintos ámbitos del estudio para atrapar la atención del espectador a través de la imagen, que sería lo esperable en un medio con pantalla. Tampoco es entendible que una producción realizada por una emisora que cuenta con los recursos técnicos y humanos como los que posee la TV Pública Argentina, tenga que recurrir al teléfono y a Skype para sus conexiones a distancia.

Adrián Cormillot y Karina Mazzoco
Adrián Cormillot y Karina Mazzoco

¡Tomate la tarde! presenta un panorama similar, tomando en cuenta las diferencias de estilo de sus conductores y su staff. Recondo se desempeñó en el debut con la solidez de su experiencia, mientras que Juliana Gattas se abocó –más que a conducir– a entregar la inagotable energía que acostumbra desplegar en sus shows con Miranda! Martín Garabal y Cecilia Ruffa estuvieron correctos en sus funciones (la nota de esta última sobre la labor de La Red Solidaria en Plaza de Mayo fue sin duda lo mejor del programa).

La presencia de Soledad Pastorutti aportó interés y diversión. Lástima que ese es un comodín que no estará disponible a diario. La conexión con Córdoba fue aceptable, aunque hacer contacto para que nos enseñen cómo preparar un fernet con cola resulta poco sorprendente. A lo mejor, en el futuro se utiliza el recurso para conocer realidades culturales, históricas y sociales de las distintas regiones del país.

Finalmente, el debate sobre la muerte de los jóvenes intoxicados con drogas en una fiesta electrónica fue acertado. Lo que resulta inconcebible es que un programa de la TV Pública no pueda contar para ello con la presencia de funcionarios públicos resposables de estos temas.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.