Pequeña Victoria: Jazmín sueña con encontrar un padre para Vicky

Ernesto se olvida de la bohemia cada vez que se encuentra con Vicky.
Ernesto se olvida de la bohemia cada vez que se encuentra con Vicky.
(0)
11 de octubre de 2019  • 00:40

Tal vez no de manera consciente, pero desde que se convirtió en madre de la pequeña Victoria, a Jazmín (Julieta Díaz) le comenzó a pesar la ausencia de un compañero. Ella, que fue y es independiente, y que "se acostó" con todos los hombres que quiso, empieza a imaginar un esquema familiar que incluya un compañero. Eso sí, tiene que generar un vínculo inquebrantable con la beba.

Mientras Manuel (Luciano Castro) va y viene, tratando de entenderse con él mismo y dudando cada minuto de los que pasó con Vicky, Ernesto (Daniel Hendler) es un padre "natural". Al artista que había abominado de toda estructura de familia tradicional, consagrándose a una relación abierta con su compañera galerista Amparo (Valeria Lois), se le cayeron todos los argumentos al conocer a la beba.

Luego de una noche juntos, Victoria se despierta llorando. "Dejá, voy yo a verla, vos dormí", se apura Ernesto, y ya frente a la cuna la acaricia mientras la calma: "¿Con qué estaba soñando ella? ¿Con arte? ¿No le va a contar a su papá?". La situación despierta en Jazmín la ternura de encontrar en su amante, un hombre con vocación de papá. "Quizás estos contactos diarios tengan más fuerza que lo genético. ¿Qué es más fuerte, el amor o el gen?", la apuró él. La pregunta que queda flotando en el aire es cómo se conjuga esto con sus sentimientos hacia Manuel.

Mientras tanto en la cervecera, y ya instalado como nuevo gerente, Gerardo (Alan Sabbagh) hace y deshace a su antojo. Está tocando el cielo con las manos, y pasa de la demagogia al autoritarismo de un momento para otro. Sin embargo, la preocupación con el trabajo no le permite ver un nuevo frente de conflicto con, su hasta ahora sumisa esposa, Valeria (María Abadi). Víctima de una estructura machista y patriarcal, la mujer empieza a dar señales de caracter que pueden explotar en dos frentes diferentes: o generando un conflicto en el hasta ahora perfecto hogar, o apuntalando al pusilánime del marido desde las sombras.

Cualquiera sea la respuesta, no le va a dejar un camino fácil a Jazmín. Que por otro lado encuentra se convierte en víctima de Edith Kogan (Emilia Mazer), quien fue la artífice del arreglo en torno a la gestación de Victoria, y ahora se dispone a enfrentarla con Emma (Mariana Genesio) y Bárbara (Natalie Pérez). Un conflicto que puede separar a las tres mujeres para siempre, y convertir a la beba en moneda de intercambio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.