Pequeña Victoria: ¿quién es el verdadero padre de Vicky?

Jazmín, Bárbara y Emma frente a una revelación desconcertante.
Jazmín, Bárbara y Emma frente a una revelación desconcertante.
(0)
24 de octubre de 2019  • 01:31

En su preocupación por sacar a Rocío (Evis Afanador) de la prostitución, Bárbara (Natalie Pérez) se enfrenta a su facilitador José (Fabio Di Tomasso). Consigue que este deje en paz a su amiga por un momento, pero al mismo tiempo despierta en él un deseo de venganza que apunta directo a Victoria.

Amparada por las chicas de Casa Diana, Rocío encuentra por primera vez en años un lugar seguro donde vivir y se le pinta en la cara, por primera vez en muchos años, una sonrisa de tranquilidad. Pero ante la perspectiva de un nuevo desarraigo, la chica necesita su ropa, las fotos de su familia, todas sus pertenencias que todavía están en el departamento donde se prostituía.

Así, con la intención de recuperar sus pertenencias, Bárbara arma un grupo para ir a buscar las cosas. Son de la partida Jazmín (Julieta Díaz), Emma (Mariana Genesio), Rocío, Barbi, Pía (Romina Escobar) y Violeta (Sofía Dieguez). Lo que no esperan es que antes de irse irrumpa en el lugar José. Después de un forcejeo, lo que confirma el carácter violento del abusador, antes de que el grupo se vaya suelta la frase fatal: "¿Y si Victoria es mi hija? Estaba pensando en fechas y esas cosas, voy a pedir un ADN".

Las palabras de José quedan retumbando en la cabeza de todas, y especialmente en la de Bárbara que, a partir de ese momento, se niega a hablar del tema con el resto. Incluso le provoca otro enfrentamiento con Jazmín ¿Negación o la aceptación de que realmente puede ser una posibilidad?

En la lista de más arriba falta Selva (Inés Estévez), y es que la conductora de Uber tiene cada vez menos interacción con el resto de las mamás, por estar sumida en sus propias dudas. Sin saber todavía qué hacer con su esposo Mario (Jorge Suárez), y con muchas dudas sobre qué hacer con lo que siente por Juan Pablo (Nacho Pérez Cortés), Selva es casi un fantasma.

Una sola cosa tiene clara: lo que sintió en el cuerpo y en el alma cuando tuvo sexo por primera vez con Juan Pablo es algo a lo que no está dispuesta a renunciar, y sabe que Marito no se lo puede dar. Por eso, y a pesar de haber decidido no verlo más, sobre el final del capítulo corre a los brazos de su amante. "Yo no sabía lo que era dar besos así, no los conocía y ahora no puedo parar. Siento como un fuego, como una cosa que me arde y me sube a la cabeza y no paro de pensar: ¿qué es?", pregunta ella ingenua, aun cuando muy dentro de sí ya sabe la respuesta.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.