Quién quiere ser millonario: los abuelos que construyen juguetes para regalarles a chicos sin recursos

El proyecto solidario de Víctor y Rita se llama UPA (Unidos para ayudar).
El proyecto solidario de Víctor y Rita se llama UPA (Unidos para ayudar).
(0)
7 de agosto de 2019  • 00:39

"La plata que ganemos hoy tiene un destino seguro. Este dinero es el que va a rendir mejores intereses porque no los va a rendir en plata, sino en sonrisas de chicos". Víctor y Rita están unidos desde hace 61 años, "La conocí a los 18 años y a los veinte nos casamos -dice él-. Desde entonces todos los días juntos". Pero en los últimos diez, la vida de ellos se potenció con la decisión de comenzar a fabricar juguetes para regalarle a los chicos en comedores, barrios humildes o escuelas de pocos recursos. Él, arquitecto de profesión, y ella costurera, entendieron que había llegado el momento de dejar un legado, y para él trabajan los siete días de las semana.

Así nació UPA (Unidos para ayudar), un espacio que hoy suma cada vez más voluntarios orgullosos y que en los que va de 2019 ya fabricaron 13 mil juguetes. "Nosotros aspiramos a que un chico cuando sea grande se acuerde de que alguien alguna vez le regaló un juguete, y ver si esa ilusión que sintió en ese momento la puede repetir. Por ahí, de esa manera conseguimos que más chicos tengan más juguetes, incluso cuando nosotros ya no estemos", dice el participante de Quién quiere ser millonario.

El trabajo y el esfuerzo son el faro del matrimonio, porque no se trata de comprar en una juguetería y entregar, sino de hacer vehículos en madera, rompecabezas, colgantes o muñecas de tela, de manera artesanal y a partir del reciclado, como explica Víctor: "Desde el principio yo iba por los contenedores recogiendo cosas que la gente tiraba. Ella compraba la tela o se la donaban. Después empecé a ir a algunas madereras a ver si les quedaban algunas sobras. Nosotros reciclamos todo lo que se puede".

Y justamente como no se trata de comprar, sino de crear, los 300 mil pesos que se llevaron la noche del jueves se convertirá en un sueño aún mayor, la ilusión de viajar al interior para "poder armar un taller para que otras personas sigan con lo mismo. Nosotros queremos que la obra continúe. Ya tenemos los voluntarios acá, pero nuestra idea es ir al interior y crear la opción no solo de que reciban sino que también aprendan a hacerlos para dárselos a otros, especialmente a los chicos que nunca tuvieron juguetes. La consigna de UPA es 'Un juguete nuevo, un juguete propio para cada chico'".

El futuro para Rita y Víctor es la sonrisa de un nene o una nena, la misma sonrisa con la que se miran después de una vida juntos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.