Quién quiere ser millonario: Jimena Cyrulnik contó los detalles de su separación

Jimena Cyrulnik, una de las conductoras de Versus.
Jimena Cyrulnik, una de las conductoras de Versus.
(0)
27 de diciembre de 2019  • 00:34

La década del '90 trajo a la televisión una nueva imagen: la estética y edición de notas comenzó a tener peso propio, y apareció una nueva generación de conductores, en edad y estilo. La apuesta de Telefe se llamó Versus , y a lo largo de cinco temporadas, tres mujeres se destacaron como noteras: Jimena Cyrulnik , Jazmín Rodríguez y Maia Chacra.

En la víspera del trigésimo aniversario del canal (que comenzó a emitirse en 1990), la pantalla empezó a hacer memoria y a recuperar a sus figuras, por eso el power trío de Versus concursó en Quién quiere ser millonario .

Entre respuesta y respuesta, Jimena habló de su separación del fotógrafo Lucas Kirby , que ocurrió en julio, después de estar 14 años casados: "Me separé muy bien. Estoy muy orgullosa de cómo lo manejamos, con mucho diálogo. Hicimos terapia de pareja y de familia, y entendimos que cuando hay algo que se termina, en realidad se transforma. Se dio con una madurez emocional que hasta a mí me sorprende. Somos socios en mi empresa de trajes de baño, así que nos vemos todos los días. Nos llevamos bien. Estamos haciendo un arte con nuestra separación".

Maia Chacra , también separada, no coincidió con su compañera. "En la mía nunca se dijo: ‘Qué bueno que estuvo todo’. Ahora me lo tomo con más humor porque pasaron bastantes años (su separación fue en 2013), pero la pasé muy mal. Cuando tenés chicos que ves que la pasan mal te da mucha impotencia. Ahí tenés que poner todo en la balanza, y por más que estés tirada en el piso tenés que levantarte y actuar", contó. Y agregó: "A mis nenas y a mí nos desalojaron de la casa: un día fueron al colegio y nunca más volvieron a la habitación donde habían nacido. De ahí me fui a lo de mi viejo, y encima mi vieja acababa de fallecer. Toqué fondo. Si algo rescato es que, cuando una siente que se bajó la persiana, que se terminó todo, no se tiene que preocupar, porque la vida y el tiempo ponen todo en su lugar. Hoy mis nenas están bien, ahora son grandes, saben lo que pasó, pero nunca les hablé mal de él".

Cyrulnik también recordó cuando, por creencias religiosas, decidió abandonar los medios: "A esta edad me siento muy plantada, todo lo que me pasó no fue en vano. Estuve muy arriba y también muy abajo. En aquel momento yo venía muy acelerada, así que me aferré mucho a lo espiritual, me afeité la cabeza y dije: ‘No quiero trabajar más’. En ese momento a mí me hizo muy bien, por más que de afuera decían: ‘¿Qué le pasó a esta chica?’. Lo necesité, me ayudó a salir del lugar en donde estaba y me dejó una fe enorme". Entonces, reflexionó: "Ahora que tengo hijos me pregunto por qué tuve que chocarme de frente con un camión para aprender las cosas, pero fue lo que me tocó. Tuve que aprender a los golpes".

Luego de equivocarse en la pregunta de 300 mil pesos, las chicas se llevaron los 180 mil que habían asegurado, y prometieron usarlos en un viaje "sin chicos".

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.