Quién quiere ser millonario: Stella Maris Lanzani habló de su lucha contra el cáncer y de su pelea con Iliana Calabró

El regreso de Stella Maris Lanzani luego de su enfermedad.
El regreso de Stella Maris Lanzani luego de su enfermedad.
(0)
22 de octubre de 2019  • 02:07

Más de cuatro décadas en el mundo del espectáculo, cine teatro y televisión; y sin embargo en la memoria reciente el nombre de Stella Maris Lanzani está asociado a tres momentos: su vida junto a Hugo Moser, el escándalo que protagonizó cuando Gerardo Sofovich la echó de la obra de teatro Soltero y con dos viudas en un programa en vivo, y su desaparición de los medios en el último lustro. Simpática, optimista y con el encanto de siempre, la actriz pasó por Quién quiere ser millonario para hablar de cada uno de estos hechos. Que, de una manera u otra, marcaron su vida.

"La gente me pregunta por qué no trabajo. Lo que más me gusta es el cine, pero también el teatro y la tele. Me encantaría hacer una ficción pero estuve cuatro años luchando contra el cáncer". Desde que a fines de 2014 le diagnosticaron cáncer de mama, Stella Maris decidió abandonar las luces del medio, y refugiarse en su familia: "Tuve mucha compañía. Estuve rodeada de amor de mis hermanas, mis sobrinos, mis hijos, y de Diosito que me acompaña siempre".

A pesar de que reconoce que desde el primer momento sentía que podía salir adelante, esos cuatro años no fueron fáciles para la artista: "La pasé feíto. Nunca tuve miedo pero todo lo que se puede pasar lo pasé: quimio, rayos, estar pelada, tranfusión, se me infectó la biopsia. Lo único que deseaba era poder llegar al casamiento de mi sobrino, que es también mi ahijado. Nunca pensé que me moría ni lo tomé dramáticamente".

Y tal vez la entereza surgiera de que no fue el primer golpe que sufrió Lanzani en su vida. Una década antes fallecía su marido Hugo Moser de una enfermedad similar. Y el teléfono comenzó a sonar cada vez menos: "Desde que no está más Hugo se acabaron las invitaciones, dejé de ser 'la señora de Moser'. Ahí te das cuenta de los que te quieren de verdad. Estoy dolida y enojada conmigo. Uno hace su destino, elige a la gente y se equivoca", cuenta la participante, que utilizará los 300 mil del premio en la edición de un libro de cuentos cortos de su autoría.

El otro episodio que le dejó una herida que todavía no cierra tiene que ver con que en 2005 Stella Maris Lanzani estaba invitada al piso de Intrusos, y Gerardo Sofovich salió al aire para decirle que la despedía de la obra que iban a estrenar esa misma noche. A la distancia, la actriz perdonó al productor pero arremetió duro contra Iliana Calabró, la tercera en discordia y -al decir de Lanzani-, la artífice de que la tildaran de conflictiva y le cerraran las puertas del medio: "Me enojé mucho conmigo por confiar, por creer en la gente, por pensar que el afecto era recíproco. Yo tenía una ahijada artística que fue la que movió todo. No me gustaría juntarme con Iliana. Una vez hablamos en un estreno en Mar del Plata, la llevé aparte y le dije que no se puede jugar con el trabajo de la gente. Vos podés estar enojado con alguien, pero estar contenta porque sacaste del medio a alguien que te molestaba, no. Ella no paró de trabajar en toda su vida, pero yo sí, tengo una carrera de 40 años y me la frenaron. En mis hijos no pensó nadie. Aprendí que el puñal que te clavan por la espalda solo viene de la mano de un amigo. Porque vos al enemigo no le das la espalda".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.