Sol Pérez: "Mónica Farro me acusó de acostarme con Guillermo Marín"

Sol Pérez volvió a hablar sobre el conflicto con Mónica Farro, y aseguró que la vedette uruguaya amenazó con golpearla en el escenario
Sol Pérez volvió a hablar sobre el conflicto con Mónica Farro, y aseguró que la vedette uruguaya amenazó con golpearla en el escenario Crédito: Instagram
(0)
21 de enero de 2020  • 17:49

Tras el escándalo en camarines y la suspensión de una de las funciones del día viernes, sigue la guerra entre Sol Pérez y Mónica Farro. Luego de que en el día de ayer la vedette uruguaya hiciera su descargo en Intrusos, la ex chica del clima salió a defenderse esta mañana en Involucrados y dio su versión de los hechos.

"Estoy muy angustiada. Yo no quería hablar, pero con todo lo que se dijo sentí que tenía que hacerlo. Esto viene desde hace tiempo. Primero, hubo problemas por el saludo final y el lugar en la cartelera; después, en los ensayos", comenzó la panelista del ciclo de América desde el móvil en Mar del Plata.

Tras una reunión cumbre entre las vedettes y la producción de 20 millones, Pérez aseguró que ella no va a renunciar a la obra. "Hoy hubo una reunión donde se hablaron un montón de cosas. Les dije que yo iba a salir a aclarar todo porque esta señora metió el tema de la violencia de género en el medio. Yo me voy a quedar en la obra porque di mi palabra", expresó la mediática, que confesó estar muy contenida por su familia y por la producción del espectáculo.

Y enseguida, contó con lujo de detalles cómo se desencadenaron los hechos que terminaron en esta fuerte pelea. "Esto viene de hace tiempo. Cuando fue la foto de inauguración de la temporada en el Torreón, estaba haciendo una nota y ella se sumó. Cuando el notero pregunta por el tema del saludo final, ella dice: 'Lo que importan son los aplausos'. Ahí, yo salto y le digo: 'No, lo que importa es que la gente elija la obra'", relató Pérez tras asegurar que cada vez que sucedían este tipo de declaraciones, levantaba el teléfono y hablaba con Guillermo Marín, el productor de la obra.

"El día del estreno quedamos en salir a saludar con un vestido. Como yo tenía dos, le presté uno a esta señora. Se lo prueba y me lo devuelve, diciéndome que le queda grande. Cuando decido usarlo yo, ella hace un posteo en Instagram, diciendo que ella tenía 'brillo propio' en referencia al vestido que era de lentejuelas. Ese fin de semana decido bloquearla en Instagram y hacer que no exista más en mi vida", contó Pérez en referencia al famoso vestido de la discordia.

Sin embargo lo peor ocurrió el jueves pasado, entre funciones. "Estuve un mes encerrada en mi camarín y hasta no comía entre funciones para no cruzármela. El jueves salgo a buscar mi celular que me lo olvidé en el escenario y vino a increparme. Terminó todo en un griterío, donde llegó a decirme que yo me acostaba con el productor [en referencia a Marín]. Si yo me acostara con él, ella no estaría trabajando en la obra. Sin embargo, no tengo ese poder de decisión", lanzó la rubia, furiosa.

"En un momento, se levantó para pegarme y fue ahí que le dije: 'Dale, pegame'. Sabía que si me pegaba la tenían que echar. Cuando me retiro, esta señora grita una guarangada. Están todos de testigo. De hecho, si voy a la justicia me van a salir de testigo mis compañeros", afirmó.

En cuanto al episodio que sucedió el día viernes, por el cual la producción de 20 millones se vio obligada a suspender la segunda función, Sol explicó: "El viernes me encerré en el camarín y puse música. En la primera función, esta señora no hace lo que tiene que hacer arriba del escenario, no cumple con empujarme sobre un sillón tal como está marcado. Una cosa es lo que pasa abajo y otra arriba, el escenario no se toca. La llamaron y le dijeron que no podía modificar el guion por su cuenta, a lo cual contesta: '¿Ustedes quieren que yo la empuje? Bueno, ahora van a ver... Llamen a una ambulancia entonces'", confesó muy angustiada.

"¿A qué persona se puede obligar a subir a un escenario en esa situación? Entré en colapso nervioso. Esto jamás me pasó. Se metió con la violencia de género. Acá mueren personas que matan a golpes, prenden fuego todos los días. Esta mujer no tiene límites. No es que yo decidí irme, esta persona amenazó con lastimarme arriba del escenario y no soporté más la situación", señaló con indignación.

En cuanto a cómo está atravesando estos días, la conductora de Net TV confesó: "Me hago la que no escucho, la que no veo, me encierro en mi camarín para no cruzármela. ¿Saben lo que es trabajar así? ¿Cómo voy a trabajar con una amenaza así? Hace una semana que vengo con dolor de estómago y ataque de nervios. Después de lo del viernes, llegué a casa con vómitos y un tembleque que parecía un papel. Yo no soy una santa pero jamás le voy a levantar la mano a nadie, ni hablarle mal a un compañero".

Tras aclarar que jamás tuvo la necesidad de acostarse con un productor para tener trabajo, agregó: "Hace tres años que trabajo con Guillermo Marín, si yo fuera su amante, ¿creen que esto me estaría pasando? Yo no estoy bien, desde el minuto uno que tuve que guardarme un montón de situaciones y poner lo mejor para seguir. Pero ahora tuve que salir a defenderme porque no puedo permitir que esta persona salga a decir que sufre violencia de género. Vengo callándome y guardando silencio, pero ya no lo puedo permitir", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.