Telenovelas, fútbol y poco más: balance de una TV veraniega sin muchas ideas

Con la pelea entre La leona y Los ricos no piden permiso como batalla principal, Telefé y El Trece se sacan apenas una décima en el rating de este mes; para los próximos meses, el regreso de ShowMatch y Susana serán decisivos
Francisco Ganduglia
(0)
3 de marzo de 2016  • 12:04

Una sombrilla rota, varias jornadas de playa, un descanso que nunca es suficiente y unas tarjetas de créditos exprimidas al límite en balnearios, comidas y paseos. Sí, lo que "el verano dejó" suele tener un sabor más agrio que dulce en los hogares porteños y quizá ya sea hora de aceptar que en su electrodoméstico estrella (si es que todavía lo es), también.

Vayamos por playas. Perdón, por partes. Ya el comienzo de la temporada televisiva había dado muestras de un panorama nublado, con la disputa, ¡en términos de centésimas!, por el magro rating del año en retirada. "Si los números hablaran, dirían gracias", fue el lema de la campaña de Telefé para dejar en claro que de ninguna forma había empate técnico (argumento de Adrián Suar) sino que el canal de las pelotas se había quedado con el 2015 con 8,44 puntos de promedio frente a los 8,38 de El Trece. "Son 0,06 de diferencia en el año, o 0,73 de un mes o 21,9 de un día. Todos saben quién ganó, que digan lo que quieran", amplió Tomás Yankelevich a través de Twitter.

Así las cosas, y aunque el gran dato era que la televisión abierta había perdido 30% de audiencia en poco más de diez años, 2016 arrancó con visos de feroz competencia que finalmente fue variando y mermando según las semanas, los números y los (pocos) estrenos.

Las "latas" o culebrones procedentes del extranjero (principalmente de Turquía) formando estrecha fila con las producciones vernáculas. Ese combo, que en principio auguraba mucha ficción, fue la apuesta inicial para el prime time de los dos canales principales: La leona (Telefé) y Los ricos nos piden permiso (El Trece), escoltadas por novelas como Qué culpa tiene Fatmagul, Sila y Esposa joven poblaron de amores imposibles (y otros conflictos sui generis) las noches televisivas. Los demás canales tampoco se alejaron demasiado del cuadro, aportando en todo caso algo de emisión en vivo a la producción extranjera: Intratables + Breaking Bad en América y Bendita TV + El patrón del mal en Canal 9.

Y si estas dos últimas series suenan conocidas y/o vistas, ¿qué decir entonces de la larga seguidilla de reestrenos que impactó, como nunca antes, la grilla veraniega? Sin –justamente– repetir y sin soplar se pueden nombrar ficciones como El zorro, La niñera, El Chavo, Avenida Brasil, Chiquititas, Los Simpson y Dulce amor como parte del fenómeno. Hasta la TV Pública aportó su granito de arena refritando, a la medianoche y en formato de micros, los videos de Peter Capusotto.

El Fútbol para Todos se mudó a El Trece y Telefé

Por supuesto, esas no fueron las únicas "novedades" que trajo el calor y entre las noticias más frescas estuvo la llegada de Escalera al cielo, la novela surcoreana que Telefé puso en sus tardes y que promete ser el mascarón de proa para un desembarco mayor (similar al turco) de las novelas made in Seúl. El rating, que supera los 10 puntos de promedio, está de su lado, así que no deberíamos esperar mucho para ver otras ficciones de esas latitudes,como las ya anunciadas Mirada de ángel y Mi amor en las estrellas.

Volviendo a estas tierras, es imposible no hacer referencia a otro de los grandes vectores televisivos de los tiempos que corren: el fútbol. Y no hablamos, claro, de los amistosos de verano sino del (nuevo) torneo de Primera División de AFA que al calor de las elecciones y el cambio de gobierno provocó un verdadero cimbronazo en la grilla. En efecto, en la era Cambiemos, el esquema de Fútbol para Todos nació decidido a contrastar con el del anterior gobierno: muchos menos partidos por la Televisión Pública y la exclusividad de los encuentros más redituables para los dos canales principales, Telefé y (principalmente) El Trece. Los términos de esos contratos fueron (y siguen siendo) materia de áspero debate y provocaron que en un principio la señal América, con Daniel Vila a la cabeza, haya amenazado con judicializar el tema. Finalmente, el acuerdo entre las partes llegó y la pelota hace rato que rueda por la pantalla chica, beneficiando, y mucho, el alicaído rating tanto de El Trece (hasta ahora transmitió tres veces a River y dos a Boca) como de Telefé (en una ecuación casi inversa). América, es cierto, transmitió dos veces Boca y una River, dejando bien relegada en el reparto a la otrora dominante Televisión Pública.

Para pasar el invierno

¿Fútbol, latas y concursos de talentos y saberes varios? ¿Esa es la tendencia de este 2016? Sí y no. En principio porque los tiempos de la televisión nunca son los del almanaque y todavía restan varios meses para saber lo que dominará la programación del año. Se esperan, en primer lugar, los regresos de grandes tanques como Showmatch y Susana (abril y sin fecha estimativa, respectivamente), más algunas sorpresas para destacar: un nuevo Gran Hermano por América (en abril) y el inminente revival (se estrena en marzo por Telefé) del clásico de Gerardo Sofovich, Polémica en el bar, ahora capitaneado por uno de sus "hijos" televisivos, Mariano Iúdica, a cargo de también de otra de las grandes apuestas del canal: el big show musical Laten argentinos.

¿Y la ficción?, ¿ausente? No, para nada, de hecho ya están en marcha grandes producciones que verán la luz en los próximos meses. Y todas bien corales, respetando una tendencia que al parecer llegó para quedarse (basta revisar la cantidad de nombres y figuras de las dos principales ficciones que están hoy al aire). El primero de los nuevos envíos será El marginal, el unitario "tumbero" de Underground que dirige Luis Ortega y que cuenta con Martina Guzmán, Juan Minujín, Gerardo Romano, Cristina Banegas y Carlos Portaluppi en su elenco. También de la factoría Undergound es Educando a Nina, la comedia con la que Griselda Siciliani volverá a Telefé acompañada de colegas como Esteban Lamothe, Verónica Llinás, Rafael Ferro, Juan Leyrado, Diego Ramos, Jorgelina Aruzzi, Carola Reyna, Martín Slipak y Vivian El Jaber, entre otros. El marido de Siciliani, y mandamás del canal "de enfrente", Adrián Suar, también aportará lo suyo a esta moda de juntar grandes nombres y se rodeará de figuras femeninas como Julieta Díaz, Florencia Bertotti y Gloria Carrá para darle vida al nuevo unitario de la dupla de Daniel Barone y Javier Daulte, Silencios de familia. De la nueva serie de Cris Morena por ahora se sabe poco y nada: que por primera estará dirigida a un público adulto y que el protagonista será nada más y nada menos que Nicolás Repetto. Otro que volverá a la pantalla (pero él sí manteniendo su rol de conductor) será Jorge Lanata, con la interesante novedad de hacerlo bajo el nuevo signo político de Cambiemos. ¿Tendrá la televisión de 2016 un eje más ligado al entretenimiento que a la información y la política? ¿Seguirán, como con La Leona en estas últimas horas, las disputas en torno a lo que marca Ibope? ¿Habrá grandes perdedores y ganadores? Las respuestas, claro, se harán esperar, casi tanto como el calor que hoy despedimos con cierto hastío.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.