Tensión, lágrimas y amor eterno: así fue el final de Farsantes

En el final, Pedro le pide a Guillermo que sea feliz
En el final, Pedro le pide a Guillermo que sea feliz Crédito: Gza. El Trece
Con picos de 13.2 de rating, la telenovela llegó a su final; te contamos los detalles
Silvina Ajmat
(0)
13 de febrero de 2014  • 10:34

Soy ese vicio de tu piel / Que ya no puedes desprender / Soy lo prohibido… Aunque no lo hubieran anticipado los medios hace meses – "Pedro aparece en el final", trascendió desde la producción de la telenovela -, la canción bastaba para anunciar el ingreso en escena de él, Pedro Beggio ( Benjamín Vicuña ). Sonaba cada vez que su presencia se imponía y después de su trágica muerte , tres meses antes del desenlace de la tira, sonaba al tiempo que Guillermo ( Julio Chávez ), su amor, lo pensaba, lo soñaba, lo sentía cerca. Dulce, tierna y fundamental, la canción de Serrat que versionó Carlos Casella para Farsantes fue el puntapié inicial del final que todos esperaban. Creó el clima, inundó los corazones de quienes extrañaban la pareja emblema de la ficción del año, Farsantes, provocó sonrisas y lágrimas nostálgicas.



- ¿Vos sabés que no hay un sólo día en que no piense en vos? Ni uno solo que no te hagas presente. Vos sabés eso, ¿no?

Guillermo lo mira lleno de lágrimas. Pedro sonríe (¿cómo puede?). Toda la magia de ese romance que cautivó a la audiencia como hacía tiempo no lo lograba ninguna telenovela, volvió para un final tierno, lindo, intenso.

-Jurame que vas a ser feliz. Lo importante es que nos encontramos y nos amamos. Que vas a vivir con tu verdad. Guille, jurámelo.

-Te lo juro.

- Está todo bien, yo sólo estoy aquí, del otro lado del camino.

Guillermo llora desde las entrañas. Pedro sonríe de nuevo. Se abrazan. Y ya no está más ahí.

En un capítulo que transitó por todos los estados y presentó un cierre para cada una de las historias que planteó a lo largo de los ocho meses que duró la tira, Farsantes le dio a sus seguidores un final atrapante que le valió en términos de números, con picos de 13,2 puntos de rating, y una importante repercusión en las redes sociales (Vicuña, Farsantes y Julio Chávez, fueron los tópicos más mencionados de la noche).

"Orgullo y emoción inmensa por Farsantes . ¡Gabriela Soria te voy a extrañar mucho! ¡Gracias a todos!", escribió en Twitter Griselda Siciliani , que estuvo pendiente del último capítulo a través de la red social. También Benjamín Vicuña , que abandonó la tira en noviembre del año pasado, escribió: "Un orgullo ser parte de esta despedida de Farsantes . Gran capítulo final. Gracias por tanto". Su personaje, Pedro Beggio, que enamoró y generó pasiones entre los seguidores de la telenovela , murió drásticamente a manos de su esposa, encarnada por Julieta Cardinali, hace tres meses. Desde entonces, hubo quejas y hasta marchas organizadas por los fanáticos de Pedro (que inventaron el apodo "Guilledro" para nombrar a la pareja que idolatran, una suerte de "Brangelina" pero de ficción, y argentino), que no toleraban la ausencia de su personaje preferido. De manera que los guionistas, Mario Segade y Carolina Aguirre, parecen haberles querido dar el gusto con una resolución quizás demasiado fantasiosa para el realismo que caracterizó la trama de la tira desde el comienzo.

El gran ausente fue Facundo Arana . Las rispideces con Julio Chávez tras bambalinas son ahora vox pópuli , como también la decisión rotunda de abandonar la tira por parte de Arana, que no toleró más el malestar en el set.

Excepto Alberto (Arana), personaje que se había vuelto entrañable sobre todo por su tierna relación con el de Siciliani, al desenlace no le faltó nada: hubo actuaciones sublimes - Leonor Manso y el colosal Julio Chávez, para destacar algunas-; hubo lugar para la carcajada, la tensión extrema, las lágrimas y también la incertidumbre. ¿Qué pasó con Gabriela (Griselda Siciliani) y Alberto? ¿Y con Antonio (Esteban Lamothe) y Sonia (Julieta Zylberberg)? ¿Guillermo se queda con el fiscal? Puntos suspensivos, liberados para ser completados en sus mentes por cada uno de los televidentes.

Los mejores momentos de este final

Miguel (Mario Pasik) intenta matar a Guillermo. Podía pasar. Era una de las hipótesis que se barajaban con fuerza en las redes sociales. Que Miguel, el villano, el causante de todas las penas de Guillermo y su familia, terminara matando al protagonista. Tenía lógica. Todos sabíamos que Pedro aparecería en el final, podía ser que esa aparición, en realidad, fuera un encuentro en el más allá. Estuvo a punto de serlo. Miguel lo apuntó durante cinco minutos que fueron eternos. Lo iba a asesinar ahí, delante de su hijo. Guillermo, con su extraordinaria capacidad argumentativa –claro, es abogado-, lo convenció con psicología inversa de que no lo hiciera. Hubo picos de tensión intensa, mérito de un guión preciso e inteligente, y un actor enorme como Julio Chávez. Miguel, preso. Todos felices.

Isabel (Vivian El Jaber) y Marcos (Alfredo Casero): el regreso de la pasión. Después de todas las idas y vueltas de esta pareja, los engaños y los gritos, Isabel y Marcos reafirmaron que se puede cumplir 30 años de casado y seguir manteniendo la pasión encendida. La talentosísima El Jaber se lució con una escena que fue sin dudas la perlita del programa, en la que seduce a Marcos hasta enloquecerlo. El juego termina con sexo en el baño para reavivar la pasión, en una hilarante composición que hizo las delicias de los fans de la pareja, y dio lugar para que Casero y El Jaber cierren con broche de oro un ciclo de brillantes interpretaciones. Aplausos para los dos.

La ruptura del compromiso de Gabriela y Antonio. Le rogó que se casaran. Lo miró con esos ojitos que ella ya sabe que lo derriten. Pero ya los dos sabían que no iba más. En otra muestra de solidez del guión escrito por Segade-Aguirre, Guillermo termina convenciendo a Gabriela de que se está equivocando al casarse con Antonio. "El amor es seguridad, es estar seguro, yo con Anto estoy segura", le intentaba explicar Gabriela a su mentor. "Eso es una estupidez", le dice Graziani. El corazón roto de Antonio, la despedida y un fuerte abrazo fue otro momento para estrujar los sentimientos de la audiencia. Dos finales abiertos para esta pareja: al parecer Antonio finalmente decidirá quedarse con Sonia y Gabriela esperará que Alberto salga de la cárcel.

A ustedes, ¿qué les pareció?

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.