Escape Room, sin salida: terror de trazo grueso

Paula Vázquez Prieto
(0)
7 de febrero de 2019  

Escape Room, sin salida (Estados Unidos, 2019) / Dirección: Adam Robitel / Guion: Bragi F Schut, Maria Melnik / Fotografía: Marc Spicer / Montaje: Steve Mirkovich / Elenco: Taylor Russell, Logan Miller, Jay Ellis, Tyler Labine, Deborah Ann Woll, Nik Dodani / Distribuidora: UIP / Duración: 99 minutos / Calificación: apta para mayores de 16 años

Deudora del sadismo de la saga d e Juego del miedo, pero sin las toneladas de sangre propia del gore, E scape Room: Sin Salida comienza por el final. Un jugador desesperado intenta descifrar un código para escapar de un salón victoriano que resulta ser una trampa mortal. De allí vamos hacia el pasado y a los engranajes del juego, que sin ser deslumbrantes resultan tener algo de ingenio en el diseño de arte.

Trailer de Escape room: sin salida

02:26
Video

Seis personajes distintos, fruto de algún cóctel de arquetipos, resuelven el acertijo de una misteriosa caja y asisten, invitación en mano, al elegante edificio que resulta ser la entrada hacia su irremediable destino. Adam Robitel, quien ya había incursionado en el género en La noche del demonio: La última llave, ambienta con corrección la tensión previa al comienzo del juego, trasciende las pobres actuaciones, y elige una puesta canchera y nada pretenciosa para darle a la película una pátina de secreto humor negro.

Sin embargo, a medida que avanzan los peligros en las habitaciones, los hilos que conectan a los personajes se hacen gruesos y sobreexplicados. Robitel parece lidiar con un guion que se inunda de forzadas vueltas de tuerca, de soliloquios culposos, de intentos de ser más sagaz que cualquier fórmula. Los mejores momentos resultan ser los más alucinados, aquellos en los que el humor asoma aunque sea de manera involuntaria.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.