Tití Fernández recordó a su hija Soledad a seis años de su fallecimiento

Con un emotivo posteo, el periodista recordó a su hija fallecida durante un trágico accidente en Brasil, mientras la joven cubría el Mundial de fútbol 2014
Con un emotivo posteo, el periodista recordó a su hija fallecida durante un trágico accidente en Brasil, mientras la joven cubría el Mundial de fútbol 2014 Crédito: Twitter
(0)
1 de julio de 2020  • 16:27

Tití Fernández dedicó un emotivo posteo a homenajear la memoria de su hija María Soledad, que falleció seis años atrás cuando el vehículo en el que viajaba volcó en Minas Gerais, Brasil, mientras transcurría la Copa Mundial de Fútbol de Brasil.

"Hace seis años. Sole y el Negro Astrada en San Pablo el día de Argentina - Suiza. Se iba del estadio con Matías Martin, Juan Pablo Varsky y Juan Sebastián Verón, fue la última vez que la vi con vida. 'Chau pa, hasta mañana', dijo. No hubo mañana. #teamamos #nuncatevamosaolvidar", escribió el periodista en su cuenta de Twitter.

A mediados de abril, Fernández le contó a sus seguidores que será abuelo por tercera vez con una imagen de los estudios que se realizó Luján, la esposa de su hijo Gonzalo. "¿Saben de quién es esa ecografía? De mi nieta, porque hoy nos enteramos que va a ser nena y lo que más nos emocionó es que Luján y Gonzalito decidieron llamarla Sol en homenaje a nuestra Sole", escribió el periodista en Instagram, junto a una foto de la ecografía y un emoji de un moñito rosa. Por esas mismas fechas, además, el periodista deportivo escribió en Twitter: "No puedo parar de llorar de la emoción".

En ambas redes sociales, Tití se mostró muy agradecido por el gesto de su hijo. "¡Gracias chicos!", apuntó. "Sole desde el cielo debe estar feliz con la llegada de su sobrina".

El constante recuerdo de Soledad

En 2017, tres años después del accidente fatal en el que Soledad perdió la vida, Tití se refirió a ella en PH: Podemos hablar (Telefe). "Es la tragedia de mi vida", contestó. "Ahora no me hes difícil hablar", contó.

"Todos los dos de cada mes trato de poner un tuit con el hashtag nunca te vamos a olvidar. Quiero que la gente la recuerde a Sole, porque era una pendeja bárbara, y quiero que la gente sepa lo que era", contó mientras los ojos se le llenaban de lágrimas. "Cuando se quiso independizar nosotros le buscamos un departamento en un barrio muy lindo, en Güemes y Gurruchaga. Pero a ella le gustaba la música, le gustaba Callejeros, y se hizo amiga de un grupo de chicos que no tenían nada que ver con Palermo, que vivían en Celina. Así que se alquiló una casa por allá, con un patiecito y una parrilla porque quería recibir a sus amigos. Ahí tenía su taller, en donde diseñaba sus modelos y cortaba. Fue muy solidaria, una fenómena, y no quiero que la gente se olvide que algún día existió".

Todos los invitados estaban tan emocionados como Tití. Andy Kusnetzoff, conductor del ciclo, tratando de contenter las lágrimas y teniendo que pausar para poder hablar mientras los sentimientos lo invadían, le preguntó al periodista si le había llegado el cariño de los jugadores de la selección en los días posteriores al accidente. "Todos tuvieron gestos muy lindos conmigo. A partir de lo de Sole empecé a tener un millón de amigos, tipos que son anónimos, a los que no les conocés la cara pero que ya te los metés en el corazón porque te ayudan a vivir, te ayudan a levantarte de la cama todos los días", contó.

"Yo tengo la suerte de tener dos o tres laburos, viajar, pero mi mujer Norita no viaja, está en casa. Desde el 2 de julio de 2014 ella va día por medio al cementerio a hablar con Sole, la tumba de mi hija debe ser la que más flores tiene en la Chacarita. Los amigos que más frecuenta Nora son los guardianes del cementerio, la señora que le vende las flores, que nos invitó al bautismo del nieto y fuimos. Fijate cómo nos terminó cambiando la vida".

"Fue una tragedia: el traslado, el reconocimiento del cuerpo... Todas las noches me despierto y se me viene la película a la cabeza de como me entero. Lo peor que te puede pasar es tener que reconocer a tu hija", dijo completamente devastado. "A mí me hace bien hablar porque quiero que la gente sepa lo que era: extraordinaria, llena de vida, una cosa maravillosa... le iba a ir muy bien en la vida porque era inteligente y era muy amiga de sus amigos, y si vos te manejás con tus amigos en la vida te va bien".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.