Abrió una "carnicería" vegana y los clientes arrasaron con todo en un día