Brutal: el video viral de una mantis religiosa que ataca y devora a una langosta

El insecto atrapa y deglute a su presa parte por parte en un video grabado con la técnica timelapse
El insecto atrapa y deglute a su presa parte por parte en un video grabado con la técnica timelapse Crédito: Captura de video Instagram
(0)
14 de septiembre de 2020  • 19:59

La naturaleza ofrece escenas impactantes. En este caso, es posible ver cómo una mantis religiosa ataca y devora por completo a una langosta. El proceso de esta tremebunda deglución dura en total unas tres horas, pero la técnica de timelapse (lapso de tiempo) comprime el episodio a solo un minuto.

Una mantis religiosa ataca y devora a una langosta: tres horas comprimidas en un mintuo.- Fuente: Instagram @insecthaus

00:59
Video

Las imágenes fueron subidas a las redes sociales por el sitio alemán Insecthaus, un espacio para los "amantes de los invertebrados y los insectos" que dirige Adrian Kozakiewicz, un joven que posee un criadero de este tipo de criaturas.

En las imágenes subidas a las redes la semana pasada, y que se volvieron virales por su contenido descarnado, se puede ver cómo la mantis religiosa -también conocida como mamboretá o tatadiós, entre otros términos- observa con aire curioso a una langosta que alguien le pone enfrente con una pinza.

La langosta no parece tener demasiada vitalidad, pero tampoco tiene el tiempo necesario para defenderse, ya que, rápidamente la mantis se abalanza sobre ella, la atrapa con las extremidades superiores sobre su cuerpo y comienza a morderle el cuello.

En los sucesivos segundos, con la imagen que corre acelerada por la técnica en la que se grabó, se observa cómo, con una notable fruición, la mantis devora parte por parte a su presa. Primero la cabeza, después el tórax -alternando de deglución de los órganos interiores y la parte externa-, y luego, el abdomen.

Lo único que queda en la imagen como "sobras" de la comida de la mantis son las alas de la langosta, y pequeñas partes de las patas, que es lo poco que no comió de ellas. De hecho, una de las secuencias más impresionantes del video es la manera en que el insecto devora las extremidades de su presa, tal como si fueran tallarines.

La mantis come la última parte de su presa mientras solo quedan sobras a su alrededor
La mantis come la última parte de su presa mientras solo quedan sobras a su alrededor Crédito: Captura de video de Instagram

"Mantis religiosa comiendo una langosta completa. Timelapse (tres horas en un minuto)", escribió Kozakiewicz al lado del impactante video en la cuenta de Instagram de Insecthaus.

Miembro de la familia Mantidae, la mantis, con sus numerosas subespecies, tiene presencia en distintos países de Eurasia y África. Llegó a Norteamérica en un barco en 1899 y pese a tratarse de una especie introducida, es el insecto oficial del estado de Connecticut.Y también están presentes en Sudamérica.

El término "religiosa" con el que se denomina a este insecto tiene que ver con la posición de sus patas delanteras, que están dobladas y en un ángulo que pareciera que el animal está en proceso de oración.

Pero más que para rezar, y tal como se vio en el video,utilizan sus patas, que además tienen espinas, para atrapar de manera rápida y certera a sus presas, entre las que se encuentran polillas, grillos, avispas,moscas y otros insectos. También hay especies que cazan pequeños pájaros o roedores. Todos ellos son luego devorados con la irrefrenable voracidad que se vio en esta grabación.

También es conocido el hecho de que la hembra de esta especie suele comerse al macho durante el proceso de apareamiento, y sobre todo, después del mismo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.