Coronavirus: Christian Petersen y su equipo cocinan 300 platos por día para los sectores más vulnerables

Hasta el momentos lleva distribuidos tres mil platos de comida en distintos comedores. Se trata de una iniciativa del cocinero junto con Red Solidaria, Fundación Sí y Fundación Manos Abiertas.
Hasta el momentos lleva distribuidos tres mil platos de comida en distintos comedores. Se trata de una iniciativa del cocinero junto con Red Solidaria, Fundación Sí y Fundación Manos Abiertas. Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot
Cecilia Acuña
(0)
14 de abril de 2020  • 11:30

Mientras continúa siendo jurado del Gran Premio de la Cocina, el programa de televisión que se emite por Canal 13, Christian Petersen ocupa todo el resto de su tiempo en una tarea que pensó hace diez días en medio del a pandemia por coronavirus. Organiza la logística y planifica las comidas que va a servir en los tres comedores solidarios que comenzaron a funcionar para dar de comer a los sectores más vulnerables.

A partir de la declaración de la cuarentena, Petersen cerró el restaurante Hermanos, en San Isidro, que recién había inaugurado el pasado febrero. "Me puse en contacto con Juan Carr, con la gente de la Fundación Sí y con quienes administran la Fundación Manos Abiertas. Juntos pusimos en marcha tres comedores que alimentan a 300 personas por día", cuenta a LA NACIÓN el cocinero que comenzó a trabajar en el área gastronómica a los 16 años.

La preparación de las comidas está a cargo de los más de treinta empleados que Petersen tiene a su cargo, a quienes les sigue sosteniendo el sueldo. "Decidí donar el stock de alimentos que tenía en el restaurante y ponerlo al servicio de los comedores. Algunos de mis proveedores, que también la están pasando mal, se pusieron a disposición para colaborar con materias primas para que pudiéramos cocinar platos abundantes y nutritivos", señala Petersen y agrega que en esta situación "lo mejor es dar una mano a quienes la están pasando peor".

Los comedores

Gracias a un acuerdo con los directivos de la UADE, Petersen y sus cocineros utilizan las instalaciones del comedor de la universidad para elaborar los platos de comida que la gente de la Fundación Manos Abiertas distribuye en el convento de Santo Domingo a cien mujeres en situación de calle. "La ayuda de la UADE es doble: no solo nos ofrecen un espacio para cocinar sino que también colabora en el costo de la mercadería."

El comedor Los Gauchitos, ubicado en Tigre, recibe todos los mediodías a cien personas que pueden comer gracias a los esfuerzos compartidos entre Petersen y la Fundación Sí. "Allí van un montón de niños. Nosotros cocinamos en mi restaurante de San Isidro. Los platos preparados llegan al comedor a través de la logística organizada por los representantes de la Fundación Sí."

"Junto con Red Solidaria de Juan Carr y con la colaboración de La Rural -donde Petersen tiene un restaurante con su hermano Roberto-, estamos entregando cien comidas para un comedor de la CTEP, Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, que se encuentra en Constitución", dice Petersen y cuenta que allí se arma una fila de tres cuadras de gente que espera para comer su único plato fuerte del día.

Platos nutritivos y abundantes

"Hasta ahora preparamos tres mil platos en diez días y vamos a seguir haciéndolo hasta que podamos. Más adelante veremos qué pasa", reflexiona.

En cuanto a la comida que se elabora para distribuir, Petersen prefiere evitar los guisos y usar la creatividad a partir de la mercadería con la que cuenta para que haya variedad. "Un día teníamos espinaca, harina y huevos y preparamos soufflé de espinaca, otro hicimos asado con chorizos y papas fritas, también hacemos un potente risotto con verduras y cuando podemos agregamos pan casero", finaliza el cocinero que no concibe quedarse de brazos cruzados frente a la dramática situación que atraviesa el mundo.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.