srcset

Jardinería

Cultivaba flores para atraer aves a su jardín, ahora tiene un emprendimiento productivo floral

(0)
14 de agosto de 2019  • 00:00

Luciana Battaglia vivió su infancia en Mar del Plata. Allí, en un jardín con huerta y rosales, aprendió de su padre a cuidar y podar las flores. Luego se trasladó a una vivienda en Buenos Aires, con un pequeño balcón sin posibilidad de tener plantas. Pero después de estudiar interiorismo, realizó cursos de arreglos florales que, al principio, solo ejecutaba con flores secas o artificiales.

Al mudarse a Villa de Merlo, una localidad a los pies de las Sierras de Comechingones, San Luis, con agua de vertientes, clima seco, cortos y fríos inviernos, veranos calurosos, volvió a conectarse con la naturaleza. La tierra se presentaba rica y allí comenzaron, junto con Andrés, su marido, una huerta, en busca de una alimentación más saludable.

Las zinias crecen maravillosamente bien en enormes canteros gracias al clima seco del lugar.
Las zinias crecen maravillosamente bien en enormes canteros gracias al clima seco del lugar. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Las primeras cosechas fueron abundantes, tanto que compartieron la producción con vecinos y amigos. Construyeron un gran invernáculo en adobe y piedra, con la ubicación ideal, bajo los consejos de Richard Kirton, uno de los impulsores de Petersham Nurseries en Inglaterra.

Hace unos cinco años, casi por casualidad, Luciana comenzó con el cultivo de flores. La búsqueda se centró, al principio, en encontrar la forma de atraer mariposas y colibríes al jardín.

Las primeras variedades que cultivó fueron zinias altas, muy coloridas, resistentes y que duran mucho tiempo en flor, desde principios de verano hasta bien entrado el otoño.

Hoy, Pétalos, su emprendimiento productivo, cuenta con una superficie de cultivo de unos 2.000 m2, que se riega mediante un sistema de goteo de agua de vertiente de montaña que pasa por el lugar. El invernáculo, pensado para cultivar verduras, es usado para adelantar algunas flores, ya que septiembre puede sorprender con algunas nevadas. "Allí también cultivo algunas hojas para que no se hielen, como oreja de elefante, monstera o costilla de Adán, achira, aspidistra".

En su taller, entre floreros, esponjas florales y cintas, Luciana arma los ramos para la venta.
En su taller, entre floreros, esponjas florales y cintas, Luciana arma los ramos para la venta. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Entre flores

Los compradores son personas del lugar donde vive, que de boca en boca van conociendo el emprendimiento. " La gente no está acostumbrada a consumir flores o arreglos, pero tengo eventos o casamientos. Y también me están pidiendo flores frescas desde Buenos Aires y Córdoba".

Los arreglos son a pedido, los prepara y los entrega en las casas o comercios. "Todas las ventas que hago me permiten volver a invertir en nuevas semillas y bulbos, y así expandir la producción año tras año".

El follaje, con sus diferentes texturas y colores, suele ser la base de los diseños de Pétalos. Sumado a las flores cultivadas y a especies que crecen en forma espontánea en el lugar, Luciana logra originales arreglos florales que realiza por encargo.
El follaje, con sus diferentes texturas y colores, suele ser la base de los diseños de Pétalos. Sumado a las flores cultivadas y a especies que crecen en forma espontánea en el lugar, Luciana logra originales arreglos florales que realiza por encargo. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

El invernáculo de piedra fue diseñado originalmente para cultivar verduras. Hoy es el corazón del emprendimiento. Allí, Luciana adelanta algunas flores de primavera y cultiva hojas tropicales sensibles al frío.
El invernáculo de piedra fue diseñado originalmente para cultivar verduras. Hoy es el corazón del emprendimiento. Allí, Luciana adelanta algunas flores de primavera y cultiva hojas tropicales sensibles al frío. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Para hacer los arreglos florales se inspira en la naturaleza. Así, recorre el lugar y observa las flores y hojas que ofrece cada estación, incluso los yuyos que regalan su encanto silvestre. "Los pruebo y, si funcionan, los incorporo en los diseños". En general, realiza un pequeño boceto antes, para ver cómo quedaría el arreglo, teniendo siempre en cuenta la paleta de color, la forma, las texturas y la proporción. Además de sumar el verde, que da frescura.

Son dos las personas que trabajan en el campo: Luciana y Rolo, quien la ayuda en la reparación de la tierra de los canteros para los bulbos y las semillas. Luego, será cuestión de controlar que a las plantas no les falte ni sobre agua. "Es muy importante ir cortando las flores marchitas para que las que están por salir broten más lindas y fuertes".

Desde la primavera temprana -con plantas bulbosas como marimonias y fresias- hasta bien entrado el otoño -con dalias y espigas de gramíneas-, las flores cultivadas son la materia prima fundamental para sus diseños florales.
Desde la primavera temprana -con plantas bulbosas como marimonias y fresias- hasta bien entrado el otoño -con dalias y espigas de gramíneas-, las flores cultivadas son la materia prima fundamental para sus diseños florales. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

También incorporan abono en forma de compost (producido allí mismo) y ahora Luciana está probando hacer purines con estiércol, ya que la incorporación directa del estiércol generaba una excesiva proliferación de yuyos. No utilizan ni pesticidas ni agroquímicos. Y para cultivar se guían por un calendario biodinámico, respetando los ciclos de la luna.

Es increíble, pero siguiendo este calendario y sembrando las especies de raíz cuando lo indica, o podando según las fases de la luna, todo crece con mucha más fuerza""
Luciana Battaglia

Primero llegó su amor por los arreglos florales, luego fue descubriendo el placer de cultivar las propias flores. Pero su gran secreto es la paciencia, las pruebas en pequeña escala para asegurarse el éxito antes de realizar grandes plantaciones. Ya vendrán más especies, a su debido tiempo. Mientras, deja que fluya lo que se va presentando y le va transmitiendo la riqueza del entorno natural.

En Instagram, la encontrás como: @__petalos__

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.