Dogg: el local que trajo las hamburguesas y los hot dogs de Nueva York a Buenos Aires

DOGG, el restaurante de panchos caseros con estilo americano que revolucionó el mercado

01:55
Video
Agustina Canaparo
(0)
13 de marzo de 2018  • 19:36

Fue un domingo, pasado el mediodía, en pleno Nueva York cuando Máximo Togni olió el particular aroma que salía de una barbacoa y se levantó saltando de la cama. No era el olor de una hamburguesa o de unas ribs, sino de un hot dog. Esta fue su primera experiencia con una salchicha a la parrilla y desde entonces se volvió fanático.

Máximo es chef y vivió más de ocho años en Estados Unidos. Se formó con grandes maestros como Fernando Trocca y Dolli Irigoyen y durante años se dedicó a la alta cocina. Tuvo su propio restaurante y trabajó en una embajada, pero su espíritu emprendedor lo llamaba a crear algo distinto en Buenos Aires. Tras su regreso de Estados Unidos, en 2009, comenzó a extrañar los puestos callejeros de la Gran Manzana con sus clásicos panchos con queso cheddar y variedad de toppings. Y comenzó a idear, junto a dos socios, DOGG (en la lengua urbana de los afroamericanos significa "amigo"), un restaurante de panchos caseros con estilo americano. La gran apertura llegó en el 2013 y fueron pioneros, tanto en la calidad de sus productos como en la manera de presentar las salchichas. Actualmente ya tienen tres locales propios y próximamente llegará el cuarto.

No son solo panchos

El hot dog con relish y pickles
El hot dog con relish y pickles

Las salchichas estilo americano son diferentes a las que están acostumbrados a comer los argentinos. No solo por sus ingredientes sino también por su preparación: se cocinan a la parrilla y no se hierven. "Comer un hot dog americano es complemente diferente y con DOGG queríamos ofrecer una experiencia nueva. Una salchicha con buena materia prima es muy noble y la idea fue crear un lugar de comida rápida con productos de altísima calidad", dice Togni. El proceso para llegar a la salchicha perfecta duró entre seis a ocho meses. Togni estudió charcutería y probó diferente recetas. Al principio, le faltaban sabor y consistencia, pero logró encontrar el equilibrio justo entre las carnes. Las salchichas llevan distintos cortes de carne vacuna y de cerdo y se condimentan con productos naturales como el coriandro, pimienta en grano, pimentón, mostaza y ajo. "El secreto está en que también llevan miel, que le aporte un sabor dulzón para contrastar con el salado de la carne y las especias", agrega Togni.

Las hamburgesas de Dogg

00:07
Video

El compañero perfecto de la salchicha también es casero. El pan se prepara todas las mañanas y su receta es completamente diferente al pan de Viena clásico de los panchos. Su textura es distinta y también son más livianos. Según cuenta Togni el secreto está que en la masa tiene queso parmesano que le aporta mayor humedad. También está hechos con leche y manteca. "Queríamos que la experiencia sea lo más americana posible, por eso, el pan tenía que ser casero para darle mayor identidad al producto. Este se corta el medio y no al costado para darle un look diferente", expresa Togni.

Los detalles también están en los toppings. Hay más de diez opciones y los comensales pueden elegir hasta tres para combinar con las salchichas. Hay algunas salsas sugeridas por el chef como la de chili y cheddar, el chucrut, pepinos agridulces y relish o con guacamole, morrones y nachos. Una de las opciones más pedidas es la de cheddar, panceta, cebolla y morrones asados. También hay salsa criolla, queso azul, tártara o una opción dulce como el relish de ananá. Para los que quieran experimentar otros sabores, en el salón hay un sector de salsas importadas extra picantes como los jalapeños verdes y rojos.

La hora de la hamburguesa

Cuando las salchichas ganaron fama llegó el turno de las hamburguesas. Y la premisa era la misma que los hot dogs, ser un producto similar al americano. "Elegimos la calidad de la carne y fuimos detallistas también con el pan. El que utilizamos es de papa y lo horneamos todos los días en el local. Las hamburguesas tienen el tamaño justo y no se desarman. Las cocinamos en un grill a la llama que ayuda a caramelizar la carne y la da un sabor particular", cuenta Togni. Entre las opciones que ofrecen se destacan la burger con chili y cheddar, la de pepinos, bacon y cheddar y la de queso brie Président, cheddar, hongos, cebolla caramelizada y alioli. Sus hamburguesas fueron premiadas en el 2017 por el bloguero Leandro H. Volpe, creador de #Burgerfacts y autor del libro "101 hamburguesas que tenés que probar antes de morir".

Mientras planea su próximo emprendimiento Togni concluye: "la idea con DOGG fue desmitificar al pancho y ofrecer un producto de calidad a un precio accesible". El grill con la llama de fuego está preparado para el despacho y el aroma a la salchicha asada le recuerda al chef aquel mediodía en el que despertó en Nueva York con un sueño que hoy se hizo realidad.

¿El imperdible? El hot dog con topping de cheddar, panceta, cebolla y morrones asados; y la hamburguesa con cheddar, panceta y pickles de pepino.

Dónde: Lavalle 1134- San Martín 657- Blanco Encalada 1651

Cuándo: Consultar horarios según sucursal.

Precio: Combo de hot dog, papas y bebida $150 y si es con bebida con alcohol $200.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.