Harinas: es hora de derribar mitos y aprender a comerlas en forma saludable

La clave está en la cantidad y el acompañamiento para no crear picos de glucemia
La clave está en la cantidad y el acompañamiento para no crear picos de glucemia
Larisa Serrano
(0)
10 de octubre de 2019  • 12:36

Actualmente hay una gran tendencia a cuidarse y cuando decidimos hacer un cambio para estar mejor, muchas veces, tomamos decisiones drásticas o hacemos cambios bruscos.

Uno de los grandes mitos es dejar el consumo de harinas. ¿Es necesario llegar a ese punto? Dos nutricionistas nos ayudan a aclarar información que fuimos incorporando, a veces mal, durante años.

¿Quién no dijo o escuchó alguna vez la famosa frase "las pastas las dejo porque engordan"? Lo primero que quieren aclarar las Licenciadas en Nutrición María Jose Villanueva (MN 9327) y Florencia Brunello (MN 8779), creadoras de @Real_Nutrición, es que si las pastas nos gustan y disfrutamos comerlas, no comerlas más no es la solución, sino aprender a combinarlas en cantidad y frecuencia.

Las harinas o carbohidratos no van a desaparecer de nuestra vida o rutina, porque siempre van a existir encuentros donde estén presentes. Tarde o temprano vamos a volver a incluirlas en nuestra "dieta" y muchas veces, terminamos comiéndolas en exceso por habernos prohibido antes su consumo.

Para no tomar una decisión grande como la de suprimir algún grupo de alimentos, es necesario consultar con un profesional de la salud y evaluar por qué y para qué estamos tomando esa decisión. Aquí algunos consejos generales de las profesionales a tener en cuenta:

  • Las pastas se pueden comer, pero hay técnicas para minimizar el impacto sobre la glucemia y así poder bajar el índice glucémico que se genera naturalmente en el organismo. La idea es no generar picos glucémicos elevados. Al combinarlas con vegetales de hoja verde, por ejemplo, logramos este objetivo.
  • Prestar atención en la cantidad: no es lo mismo medir un plato playo lleno de pasta, que un plato chico lleno, siempre nos referimos al ras. Elegir platos de tamaño más lógicos, ni enormes ni muy chicos.
  • Entender el concepto de grupo de alimentos e hidratos de carbono: la pasta forma parte de los hidratos de carbono de absorción rápida. Cuando entra al organismo genera aumento del azúcar en sangre de forma rápida y esto causa una respuesta rápida de la insulina, que es la reguladora del azúcar en sangre. En el organismo, cuando sube rápido la insulina, se fabrica grasa y aumenta el apetito para la próxima comida. Por eso cuando comemos platos abundantes de pastas, bien potentes, nos da ganas de seguir comiendo o de comer cosas dulces inmediatamente.

Las verduras son buenos apoyos de las pastas
Las verduras son buenos apoyos de las pastas

Algunas claves para disminuir esa absorción rápida

Acompañar las pastas con alguna rica combinación de verduras. Generalmente lo que mejor queda son verduras cocidas, en woks, pero también pueden elegir pastas en forma de ensaladas y usar verduras crudas. ¿Cuáles son las ventajas de esta combinación?

  1. Menos calorías en tu plato (por incluir más verduras y menos pastas)
  2. Más hidratos de carbono de absorción lenta (por incluir los vegetales)
  3. Más saciedad (porque incrementa la porción de tu plato y no comés cantidades pequeñas)
  4. Incorporación de fibra

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.