Justin Bieber, la violencia de género como "un error" y los pactos de silencio

El artista hizo un posteo que causó furia; en qué se parece a otros comportamientos alrededor de la violencia machista
El artista hizo un posteo que causó furia; en qué se parece a otros comportamientos alrededor de la violencia machista
Tamara Talesnik
(0)
10 de mayo de 2019  • 13:59

Una pensaría que el cambio de época y el auge del feminismo convencería a cualquier celebridad de que defender a un golpeador es, como mínimo, polémico. Sin embargo, en el camino del perdón y la redención religiosa que está atravesando Justin Bieber le pareció que estaba bien tirarle flores en Instagram a Chris Brown . Biebz publicó un meme titulado "la ecuación legendaria" que iguala al músico a una combinación entre Michael Jackson y el rapero 2Pac. En el posteo, escribió que Brown no recibía el crédito que merece y que la gente iba a darse cuenta cuando se muriera. "Quienes han pasado por alto el talento de este hombre por un error que cometió deben revaluarlo". Uno se preguntará: ¿cuál es el error de Chris Brown que hizo que pasara de telonero de Beyoncé y hitero en ascenso a un "te acordás de."? Bueno, Justin debe referirse a cuando en 2009 golpeó a Rihanna y fue sentenciado a cinco años de probation (libertad condicional). Pero además podría ser cuando en 2018 los paparazzis lo agarraron ahorcando a una mujer, o cuando a comienzos de este año fue denunciado por violación, aunque después fue liberado sin cargos.

Dejar hospitalizada a tu novia no puede ser "un error" y el clásico "separar a un artista de su obra" no debería ser una opción cuando consumir y alentar el trabajo de un hombre implique celebrar a un violento y menospreciar la experiencia de la víctima. Como todavía no se puede mandar a violadores y golpeadores a una isla desierta y fundar nuestra propia nación feminista, cómo vincularse (o no) con los "cancelados" luego del escrache o la denuncia pública sigue siendo un tema de debate al interior del feminismo . Mientras tanto, la complicidad entre varones y la minimización de la violencia hacia las mujeres y disidencias ya no da, e Internet se lo hizo saber a Bieber durante los últimos días.

La defensa de Justin no es un flash suyo nada más, sino que cada vez que se hace público un testimonio de violencia o abuso aparecen los "yo lo conozco desde chico", "es un gran amigo", y otros grandes éxitos que forman parte de los pactos de silencio entre varones. En Argentina, los ejemplos son mil. Desde los comunicados de bandas despegándose del compañero escrachado y desconociendo eventos que habrían sucedido en sus giras, a los amigos actores de Juan Darthés remarcando la gran persona que siempre fue y tratando el acoso sexual que vivió Calu Rivero de "sensación" o "cortocircuito" entre compañeros de elenco, e inclusive victimizando al abusador por el drama de estar viviendo un escarnio público. Otro ejemplo de la cofradía de varones que circuló por los medios es lo que sucedió cuando Alexis Zárate, entonces jugador de Independiente, violó a Giuliana Peralta, la pareja de su compañero Martín Benítez mientras él "dormía" al lado de ella. Cuando Giuliana pudo escaparse del departamento en el que la retuvieron, su novio le escribió pidiéndole su silencio para preservar su relación con el club e inclusive le ofreció un "arreglo" económico.

Aunque tal vez no tienen el mismo peso, estos gestos tienen algo en común: no se trata sólo de un varón cubriendo o defendiendo a otro, sino que se escudan en el respeto y el compañerismo entre ellos, en los códigos de caballeros, en una protección mutua. Esos pactos silencian, desdibujan e invisibilizan a las víctimas, pero no sólo a la de turno, sino a las siguientes y a las que todavía no hablaron. ¿Cómo va a salir una a contar lo que le pasó, sea en la farándula, en una familia o en una oficina, si en la tele las mujeres que se animan a hablar reciben los tratamientos de Calu, de Giuliana, o inclusive de Rihanna que se tiene que fumar la defensa al golpeador diez años después?

No "tomar lados", "dejar que la justicia actúe", hablar de un hecho de violencia como "un error" del pasado, o pedirle a una víctima que no exagere disfrazados de compasión y equidad siempre será ponerse del lado del victimario, y no de la víctima porque no hay tal cosa como igualdad de condiciones cuando una está denunciando violencia machista. Bueno, ahora un minuto de silencio por la carrera de Chris Brown.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.