Kombucha: los beneficios y la receta de la infusión antioxidante milenaria

Esta bebida fermentada tiene más de 2000 años y muchos beneficios, y se puede preparar en casa.
Esta bebida fermentada tiene más de 2000 años y muchos beneficios, y se puede preparar en casa. Crédito: Unsplash
Mariana Israel
(0)
28 de mayo de 2019  • 11:44

Tiene un aspecto extraño -y poco tentador- y sus fotos inundaron las redes sociales y los medios. Sin embargo, la kombucha no es, estrictamente, una "novedad": tiene más de 2000 años de historia y en China se la conoce como el "elixir de la salud inmortal".

Se trata de un té negro o verde endulzado, sometido a un proceso de fermentación con el hongo "Scoby", acrónimo en inglés de "cultivo simbiótico de bacterias y levaduras".

El menjunje resulta en una infusión saludable , de sabor entre ácido y dulce. "Es un poderoso antioxidante con atributos beneficiosos por su alto contenido de vitaminas del complejo B y sus propiedades probióticas que mejoran la salud intestinal", resaltó Analía Moreiro, licenciada en nutrición.

Estos son algunos beneficios que destacó la experta, en base a diversos estudios científicos:

  • Fortalece el sistema inmune al activar las defensas.
  • Reduciría los niveles de colesterol y de glucemia.
  • Equilibra la acidez del cuerpo.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Facilita la absorción de minerales.
  • Aumenta la capacidad física en deportistas.

Receta para preparar en casa

Los fans del DIY pueden experimentar esta receta que nos compartió Moreiro:

  1. Comprar una botella de kombucha cruda y sin sabor.
  2. Infusionar una taza de té negro con 1-2 cucharadas de azúcar y dejar que se enfríe.
  3. Lavar bien un frasco de vidrio, profundo y con un diámetro de 5-8 cm, asegurándonos de que no quede ningún residuo de comida o jabón.
  4. Verter la kombucha y el té azucarado en el frasco.
  5. Cubrir el frasco con muselina, papel de cocina o papel de filtro para café y asegurarlo con una goma elástica.
  6. Guardar el frasco en un lugar seco, a temperatura ambiente y no expuesto directamente al sol, durante una semana y sin destaparlo.
  7. Comprobar si el nuevo Scoby ha empezado a cultivarse: al principio aparece como una gelatina transparente que, con el paso del tiempo, se vuelve más blanca y espesa.
  8. Esperar hasta que el Scoby tenga un grosor de aproximadamente medio centímetro antes de volver a usarlo para elaborar kombucha casera. Si notamos que no creció significa que está muerto y hay que desecharlo.

Algunos consejos más:

  • Cuanto más tiempo de fermentación tenga la bebida, más avinagrado será el sabor. Si se prefiere dulce, no hay que dejarla fermentar por más de 10 días. Podemos destapar la kombucha para verificar el sabor y que luego siga fermentando, siempre y cuando se cuiden las medida básicas de higiene.
  • La Lic. Moreiro recomienda comenzar tomando una taza pequeña por día.
  • Si presenta un olor o sabor desagradable, descartarla.
  • Preparar esta infusión en casa conlleva algunos riesgos. "Se debe tener cuidado en cuanto a la higiene de manos y los utensilios, dado que es un organismo vivo que durante su fermentación puede contaminarse con hongos y bacterias perjudiciales", avisa Moreiro.
  • ¿Cómo consumirla? Sola o mezclada con jugo de frutas, o como aderezo para salsas y ensaladas, sugiere la experta.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.