La belleza, mucho más que un lema

Hay un cambio de paradigmas que se aleja de los modelos inalcanzables y se ajusta más a la búsqueda de la propia mejor versión; el rol central que juega la autoestima en las valoraciones de la adolescencia
Hay un cambio de paradigmas que se aleja de los modelos inalcanzables y se ajusta más a la búsqueda de la propia mejor versión; el rol central que juega la autoestima en las valoraciones de la adolescencia Crédito: #Mostremos/GettyImages
Malú Pandolfo
(0)
12 de mayo de 2019  

Ni 90-60-90, ni rubia con ojos celestes. La belleza no responde a un peso ni a una forma ideal. Tampoco, a una determinada altura ni un color de piel. La etnia y el género no son limitaciones. Porque está en cada persona y hoy es tendencia buscarla en uno mismo y no en modelos inalcanzables. Se es bello, entonces, cuando se logra la mejor versión.

Crédito: #Mostremos/GettyImages

La belleza, que no mira al otro ni persigue un modelo impuesto "es una ética de vida. Es valorar ciertas cosas por sobre otras. Algunas están más ligadas a la salud, a la vitalidad, a la alegría y a la intensidad vital de cada persona. Es una ética de perspectiva. Una persona que se sienta valiosa y querida va a trasuntar una vitalidad que la torna atractiva", apunta el licenciado Miguel Espeche, psicólogo y autor del libro Criar sin miedo. "Eso se ve mucho en personas que no responden a los cánones del modelaje habitual, pero que marcan la cancha con su forma de ser, su seducción y su lugar en el mundo", añade.

A lo largo de la historia, el ideal perseguido fue cambiando. "Antes, la mujer rolliza era paradigma de belleza y después pasamos a Twiggy. Es un concepto que se construye según los paradigmas de la época. Hombres y mujeres estéticamente perfectos, si no tienen pimienta ni los ingredientes que los hacen interesantes, muy rápidamente pasan a ser insípidos", sintetiza Alejandro Schujman, psicólogo especialista en familia, adolescencia y tratamiento de las adicciones. "Tiene que ver con la prestancia, la seguridad, la inteligencia y la manera de llevarse uno mismo".

Nair Salome, 27 años. Nació y vive en Ushuaia. "Quería representar esto de sentirse libre, no tan estructurada como las mujeres que vemos y creemos que tenemos que ser. No soy de arreglarme y quería darles la confianza a las mujeres de que somos como somos. No hace falta el maquillaje para ser una m
Nair Salome, 27 años. Nació y vive en Ushuaia. "Quería representar esto de sentirse libre, no tan estructurada como las mujeres que vemos y creemos que tenemos que ser. No soy de arreglarme y quería darles la confianza a las mujeres de que somos como somos. No hace falta el maquillaje para ser una m Crédito: #Mostremos/GettyImages

Cantidad de seguidores y likes no son tema menor en la concepción de la belleza que hoy se impone, y suma una alta dosis de presión. Las redes sociales son un campo de batalla para el narcisismo. Este "se ha modificado en las últimas décadas y hoy se construye desde la virtualidad. La mirada de los otros antes era solo la de los padres y la familia, en los primeros años de vida; la de los pares, en la adolescencia; y luego, la de las parejas y los amigos. Esa mirada que se devuelve hoy se ha diseminado en la infinidad de combinaciones de la virtualidad. Cuando una persona sube una foto de perfil a cualquier red social, el feedback que tenga, si no está bien constituida su autoestima, podría determinar un levantamiento o descenso de las barreras narcisistas", sostiene Schujman. ¿Cómo liberarse del estereotipo del momento, en tiempos de redes sociales, filtros y Photoshop? "Eso se educa. La consigna es no tratar de perseguir un modelo", añade Espeche. En la adolescencia es clave la mirada que se recibe del otro. "Allí encontrar el brillo propio tiene que ver con el entorno familiar, con sumar amistades que se fijen más en la persona y que no le pongan tantas fichas a la imagen industrializada". Difundir otro tipo de valoraciones sobre la vida es tarea de los adultos, de los medios y de las artes.

María Esther Condori, 46 años. Integra un grupo de mujeres que trabaja en el rubro textil y planifica un desfile con ropa artesanal. Salteña, hace 27 años que vive en Tierra del Fuego. "Soy de una familia de criadores de camélidos y ovinos, que se dedicaba al arte textil, y en un momento no quise sa
María Esther Condori, 46 años. Integra un grupo de mujeres que trabaja en el rubro textil y planifica un desfile con ropa artesanal. Salteña, hace 27 años que vive en Tierra del Fuego. "Soy de una familia de criadores de camélidos y ovinos, que se dedicaba al arte textil, y en un momento no quise sa Crédito: #Mostremos/GettyImages

La autoestima aquí juega un rol central. "Empieza con una heteroestima entre el medio donde el chico se educó, donde le enseñaron que es valioso y se sintió valioso. Y desde ahí siente arraigo en su propia vida y no tiene que estar pidiendo a otros que le den el ser", apunta Espeche.

"La belleza tiene expresión y se deja arrugas", afirma la dermatóloga Lilian Demarchi, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología. Ciencia y cosmética lograron avances que ayudan a verse bien de manera natural. Esas caras infladas y sin expresión son cosa del pasado. Hoy, en la mayoría de los casos, en los consultorios las pacientes piden mantener los rasgos y evitar la artificialidad.

Hoy se entiende que las herramientas de belleza están al alcance de la mano para acompañar el paso del tiempo y no para detenerlo. "La fórmula está en el equilibrio entre estar saludable, verse bien en el espejo y entender que los años pasan", aclara Schujman. Para Espeche, las herramientas que ayudan a verse mejor "ensalzan determinados aspectos de la fisonomía como maneras de llamar la atención. Es un juego de seducción válido mientras tenga contraprestación con el mundo interno de la persona". Sin embargo, cuando se cae en exageraciones se encienden las alarmas. "El exceso de tratamientos manifiesta algún tipo de inseguridad o conflicto con la propia naturaleza de la persona y con el tiempo. La línea exacta es muy difícil de trazar. A mayor afirmación de la propia estima, habrá menor deseo de intervenciones importantes a nivel estético", destaca Espeche.

Cinthia Giselle Dalama, 29 años. Escritora y activista, tiene un blog en el que con sus textos pone en discusión los estereotipos de belleza. Como activista, participa de aquellos espacios donde se cuestione y se hable sobre cuerpos. "Me defino como una mujer gorda porque es lo que soy y es lo que d
Cinthia Giselle Dalama, 29 años. Escritora y activista, tiene un blog en el que con sus textos pone en discusión los estereotipos de belleza. Como activista, participa de aquellos espacios donde se cuestione y se hable sobre cuerpos. "Me defino como una mujer gorda porque es lo que soy y es lo que d Crédito: #Mostremos/GettyImages

A nivel corporal, la presión no se queda atrás. Contar calorías y estar pendiente de la balanza es algo común. Sin embargo, hay que tener en cuenta que "no hay un peso ideal. Eso responde a moldes preestablecidos por la sociedad, en un momento particular de la historia", destaca la profesora Andrea Miranda, médica especialista en nutrición. Es mejor hablar de un "peso saludable, según la edad, la contextura física y el estilo de vida. Cuidar el peso, más allá de una cuestión estética, tiene que ver con la salud". Un cuerpo saludable es un cuerpo bien nutrido, hidratado, descansado, equilibrado, en el que las emociones no lo impactan drásticamente. La mirada debe ser de 360 grados.

En campaña

El 78% de las mujeres argentinas no se sienten representadas por la mujer que se ve en los medios; el 80% dice que la presión de los medios provoca ansiedad en torno a la belleza; un 30% afirma que se siente mal cuando ve a mujeres hermosas en los medios. Con estos y más datos, la marca Dove elaboró el proyecto #Mostremos, junto a Getty Images y Girglaze, asociación de fotógrafas que retratan a mujeres o a personas no binarias, para transmitir algo más allá de la imagen.

El proyecto consiste en un banco de imágenes en el que las mujeres se muestran tal cual son, lejos de todo estereotipo. Del banco, con 5000 imágenes, forman parte seis mujeres argentinas. "La idea es que siga creciendo. Cualquier mujer que quiera sumarse puede entrar a www.dove.com/mostremos y mandar su foto para postularse -señala Lucía Podestá, gerenta de Dove-. Queríamos mostrar distintos tipos de cuerpos, etnias, pelos, caras, personas con discapacidad, personas trans (mujeres de identidad no binaria), jóvenes, adultas".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.